MODA

La reina Letizia marca tendencia con su vestido antes de irse de vacaciones

La monarca consorte ha elegido un escotado vestido de Carolina Herrera para cerrar su agenda en Madrid en la inauguración de la Galería de las Colecciones Reales.

Actualizado a
La Reina Letizia de España a su llegada a la inauguración de la Galería de las Colecciones Reales, en el Palacio Real, a 25 de julio de 2023, en Madrid (España). Felipe VI y Doña Letizia han inaugurado hoy la Galería de las Colecciones Reales, principal instrumento de proyección de la actividad cultural de Patrimonio Nacional, institución encargada de su gestión, y escenario de la gran riqueza y diversidad de las Colecciones Reales vinculadas a este organismo.
25 JULIO 2023;GALERÍA;COLECCIONES;ARTE;ORGANISMO;CULTURA
EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL
25/07/2023

La inauguración de la Galería de las Colecciones Reales era uno de los eventos más marcados en rojo por los reyes de España de las últimas fechas. El acto, que ha tenido lugar en el Palacio Real de Madrid y que tiene como objetivo exponer la cultura de Patrimonio Nacional, era el último antes de poner rumbo hacia Mallorca para disfrutar de sus tradicionales vacaciones.

Pero, antes de ello, la monarca consorte ha acudido a la cita y, nuevamente, ha deslumbrado a propios y ajenos con un estilo al que ya nos tiene acostumbrados. Para la exposición, la monarca consorte ha empleado un vestido de Carolina Herrera que tiene un coste aproximado de 1.900 euros, aunque en la web de venta Sacks Fifth Avenue se podía adquirir por 475 euros.

El modelo era propio de alfombra roja. De longitud larga y corte en forma de falda de campana, quizá una de las cosas más destacadas de la prenda era el escote en forma de corazón. En esta parte del vestido, el outfit dejaba de lado el estampado floral a base de colores blancos y negros y daba predominancia a un negro intenso.

Complementos para destacar el vestido

Los complementos principales del modelo también hacían todo lo posible para destacar ese color negro predominante en prácticamente la totalidad de su elección. El bolso, de mano, es de la firma de Felipe Barrera y los zapatos, con ligera plataforma e impactante tacón, también eran del mismo color negro anteriormente citado.

La joyería, por su parte, fue sencilla pero acorde con el resto de la apuesta. Los pendientes, de oro brillante, tenían forma de aro y relucían haciendo contraste con el resto de las partes oscuras gracias también al ondulado que ha aplicado sobre su cabello. Además, tenía el anillo de Coreterno en su mano derecha.

Por su parte, el rey Felipe VI ha acudido a la cita con un traje negro con rajas blancas verticales disimuladas. La camisa era blanca y la corbata azul con un dibujo similar al de un panal de abejas. Los zapatos, con dos hebillas, eran totalmente negros.