NEGOCIOS

El millonario imperio que ha creado Chris Paul gracias a Walt Disney

El jugador de Phoenix Suns puede presumir de una de las carreras más extensas de la NBA, pero también de un gran olfato para los negocios.

Actualizado a
NEW ORLEANS, LOUISIANA - JULY 01: Chris Paul speaks onstage during the 2022 Essence Festival of Culture at the Ernest N. Morial Convention Center on July 1, 2022 in New Orleans, Louisiana. (Photo by Paras Griffin/Getty Images for Essence)

Quizá sea un poco aventurado afirmarlo, pero Chris Paul (37) puede pasar a la historia como uno de los mejores jugadores de la NBA sin haber ganado ningún anillo al término de su carrera. No es el único no obstante. Hace dos temporadas llegó a las finales, pero Giannis Antetokounmpo y sus Bucks evitaron que uno de los mejores pasadores de la historia lograra lo que cualquier jugador ansía. Pero su trayectoria, una de las más extensas en la liga, le avala y le sitúa como un referente.

Independientemente de su éxito en la cancha, Paul -que ha ganado más de 300 millones de dólares durante su carrera- ha forjado además un imperio empresarial. Pero para ello no se limitó a poner dinero sin ningún tipo de filtro. En 2011, tras ser traspasado a Los Ángeles Clippers, el base buscó un mentor y puso sus ojos ni más ni menos que en Bob Iger, ex director general de Walt Disney Co y actual presidente.

“Me dijo: ‘Necesito a alguien con quien pueda hablar de negocios. Necesito a alguien de quien pueda aprender’”, explica Iger a Bloomberg. “Yo era una especie de su entrenador fuera de la cancha”, añade el experto, que le orientó sobre nuevas tecnologías, startups, oportunidades de inversión, planes de negocio, recursos humanos, la asunción de riesgos o la toma de decisiones. Y Chris Paul, además de granjearse una valiosa amistad, aprendió.

Y como resultado su cartera de negocios y su cuenta bancaria han ido creciendo a la par. Como inversor, Paul ha buscado empresas (e iniciativas de impacto social) que reflejen sus valores. Hace cuatro años se convirtió en vegano, lo que le permitió revitalizar su carrera. Y ese hecho le ha llevado lógicamente a tener participaciones en empresas como Beyond Meat, Bowery Farming o Current Foods, por nombrar algunas.

Los registros individuales de Paul está a la altura de los mejores.
Ampliar
Los registros individuales de Paul está a la altura de los mejores.Christian PetersenAFP

Padre de dos hijos -él y su mujer, Jada, tienen un hijo y una hija-, también ha invertido dinero en empresas familiares como MaxOne, una plataforma de entrenamiento deportivo on line, y Goalsetter, especializada en tecnología de educación financiera, y ha creado una productora (Ohh Dip!!!). También ha invertido en empresas de cromos, de merchandising deportivo, centradas en el bienestar y en el mundo del atletismo amateur. Por no hablar de otras apuestas como la exitosa marca de lencería de Rihanna (Savage x Fenty) o la exclusiva compañía que comercializa relojes de lujo de segunda mano (WatchBox).

Tampoco hay que perder de vista sus acuerdos de patrocinio. Como el que mantiene con Nike y específicamente con la línea de Jordan, el que le vincula a Fanatics o a la aseguradora State Farm. Relaciones comerciales todas ellas que también le procuran un buen pellizco al año.

Y por si fuera poco, como buen amante del críquet (¡!) es accionista del Rajasthan Royals de la Indian Premier League. Una inversión de lo más exótica. Aunque también tiene una participación en los Winston-Salem Dash de baseball y ha puesto en marcha la Chris Paul Basketball Academy. Y tras su experiencia como presidente del sindicato de jugadores durante ocho años en los que lidió con 30 propietarios y 450 jugadores, cree que el siguiente paso lógico es ser propietario de una franquicia.

Pero de momento, le seguiremos viendo hacer gala de su feroz competitividad, su exquisito tiro a media distancia y su enfoque ajedrecístico para dirigir un ataque.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?