REDES SOCIALES

Khaby Lame, de ser despedido de una fábrica a rey de TikTok

El ascenso a la fama de este joven de origen senegalés ha sido meteórico y se acaba de convertir en la persona con más seguidores en la plataforma.

Actualizado a
Khaby Lame.

No habla en su vídeos, gesticula. Y no necesita adornar lo que muchas veces es evidente. Ese es el secreto de Khabane Lame. No hay artificios detrás de la persona que acaba de convertirse en la más popular de TikTok gracias a sus 144 millones de seguidores porque la vida de este joven de 22 años ha estado siempre regida por la sencillez.

Nacido en Senegal, al cumplir un año su familia se mudó a Italia donde hasta hace relativamente poco trabajaba en una fábrica la ciudad industrial de Chivasso, al norte del país. Pero llegó la pandemia, Lame fue despedido y tuvo que volver a casa de sus padres para capear el temporal. Y ahí empezó todo.

“Desafortunadamente, yo perdí el trabajo, pero eso le pasó a mucha gente. Cuando me despidieron y tuve que quedarme en casa, finalmente pude hacer lo que quería y concentrarme en lo que me gusta, hacer vídeos, hacer reír a la gente”, explicaba Lame a El País en un entrevista, que también tiene más de 78 millones de seguidores en Instagram.

Su vida ha cambiado por completo, aunque él asegura que nada de esto entraba en su planes. Ha dejado la residencia familiar cedida por el Ayuntamiento de Chivasso para personas en situación de exclusión social, donde compartía habitación con su hermano mayor, a una nueva residencia en Milán desde donde gestiona mejor su recién creado imperio mediático en el que ya hay involucradas varias personas, incluido un representante.

“Tienes una responsabilidad enorme, puedes influir en mucha gente, yo bromeo en mis vídeos y siempre trato de no faltar al respeto a nadie, de no caer en ninguna forma de discriminación”, asegura el joven senegalés que paradójicamente todavía no tiene ni la ciudadanía ni el pasaporte italianos a causa de las exigentes leyes del país. Aunque el paga las trabas con lealtad.

“Uno es de donde se siente, no necesito un papel para sentirme italiano”, zanja el joven, que idolatra a Will Smith y a Eddie Murphy, y ya ha tenido la oportunidad de codearse con estrellas del mundo del deporte, como Alessandro Del Piero o el mismísimo Leo Messi.

¿Cuál es su secreto? Como comentábamos, huir de complejidades y artificios. Unos videos suyos, con aun plátano, con una bolsa de pan de molde o con una manzana en compañía de Del Piero, resumen a la perfección por qué este senegalés de corazón italiano es un verdadero ídolo. Necesita muy poco para decir mucho.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?