FAMOSOS

Hailey Baldwin tuvo que ser operada del corazón tras sufrir un ictus

La modelo y pareja de Justin Bieber anunció el pasado mes de marzo que había sufrido un ictus y ahora confiesa que tuvo que ser intervenida poco después.

Actualizado a
La modelo estadounidense Hailey Baldwin posando para Versace.

Hailey Baldwin publicó el pasado mes de marzo uno de los mensajes más difíciles de toda su vida: “Estaba sentada desayunando con mi marido cuando empecé a tener síntomas similares a los de un derrame cerebral y me llevaron al hospital”. Con esas palabras, la modelo y pareja de Justin Bieber comenzaba a explicar que había sufrido un ictus por “un pequeño coágulo de sangre en su cerebro que le provocó una breve falta de oxígeno”. Por suerte, la joven de 25 años pudo recuperarse en su domicilio y todo se quedó en un buen susto.

Ahora, Hailey ha vuelto a compartir detalles sobre su estado de salud desvelando que tuvo que someterse a una operación de corazón poco después de sufrir el ictus. Y es que los médicos no supieron la causa que provocó el accidente cerebrovascular de la modelo, por eso siguieron sometiéndola a pruebas hasta que se percataron de que tenía un orificio en el corazón, un foramen oval permeable, una pequeña abertura entre las cavidades del órgano que habría provocado que el coágulo le llegara al cerebro.

Según ha contado en YouTube, este agujero se suele cerrar tras el nacimiento, pero en su caso no lo hizo y terminó en lo que ella considera un mini ictus. “Descubrieron que tenía un grado cinco, que es el grado más alto que puedes tener. El mío era bastante grande. Lo que sucede normalmente es que el corazón filtra el coágulo de sangre a los pulmones y los pulmones lo absorben porque son muy grandes y pueden manejarlo”. Sin embargo, escapó “por el agujero del corazón”.

Un “botón” para tapar la herida

La modelo ha querido enviar un mensaje de agradecimiento a los sanitarios que la atendieron durante todo el proceso y ha confesado que le han instalado una especie de “botón” para cerrar el orificio que le ha provocado semejante susto. “Estoy muy aliviada por poder superar esta situación que para mí fue aterradora y poder vivir mi vida”, asegura. Su pesadilla empezó el 10 de marzo mientras desayunaba con Justin Bieber, cuando comenzó a notar un hormigueo en diversas zonas de su cuerpo. Finalmente, el lado derecho de su cara se paralizó: “El lado derecho de mi cara empezó a caerse. No me salía ni una frase. No era capaz de decir nada”.

Afortunadamente se está recuperando “muy bien y muy rápido”, pero las consecuencias de este percance aún siguen en su cuerpo: “Se siente como si te hubieran dado una paliza, pero mi cuerpo fue capaz de resolverlo bastante rápido y luego no tuve más problemas durante todo el resto del día y el resto del tiempo que pasé en el hospital”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?