TELEVISIÓN

Giraldo, segundo expulsado de ‘MasterChef’ tras un encontronazo con Jordi: “Te falta humildad”

El cubano, leyenda del waterpolo en su país, abandonó las cocinas por “un plato muy malo” y tras un momento de mucha tensión con el jurado.

Actualizado a
Giraldo, segundo expulsado de ‘MasterChef’ tras un encontronazo con Jordi: “Te falta humildad”

Giraldo Carales se convirtió la pasada noche en el segundo expulsado de la décima edición de ‘MasterChef’. El waterpolista cubano, con más de quince años en la selección de su país, falló estrepitosamente al replicar uno de los postres de Vicky Pulgarín, ganadora de la segunda edición. “Tu plato es digno de expulsión”, le comentó Jordi Cruz durante la valoración. Y fue precisamente con el chef de ABaC con el que tuvo un encontronazo por el que enseguida fue tachado de poco humilde y de no tener autocrítica.

Perdido durante toda la prueba de eliminación e incapaz de seguir la receta, Giraldo presentó ante los jueces un plato muy criticado. “A lo mejor tendrías que haber corrido un poco más al principio”, le comentó Samantha. “No entendías lo que estabas haciendo y el postre no tiene una complejidad ni una técnica que no hayamos visto en la vida. Tenías la receta y no la leías, ¡ibas a tu bola! Si a eso le sumas que vas a 5 por hora...”, le valoró Pepe. Y entonces llegó el turno de Jordi.

Cualquier niño que ve ‘MasterChef’ sabe hacer una crema, una salsa inglesa, mezclar las yemas con el azúcar...”, comenzó expresando ante un aspirante que reía e incluso soltaba una carcajada ante las palabras de Jordi. “Yo tengo que hacerte una reflexión: reírte, según el momento en que lo hagas, será risa o será cachondeo. Para mí, en una valoración en una prueba de eliminación en ‘MasterChef’ cuando te estás riendo me suena a cachondeo”. Giraldo negó tajantemente que se estuviera cachondeo de sus comentarios, pero la cosa no terminó ahí e incluso sus compañeros quisieron lanzarle unos consejos, o más bien unas cuantas acusaciones.

“No me gusta que se burlen de mí”

No te lo estás tomando en serio. Este plato es digno de expulsión. Y tu respuesta ahora mismo es de ‘me da igual’”, sentenció Jordi. “No me da igual, pero tú me estás hablando a mí como si yo me lo tomara mal o me estuviese burlando de ustedes y no es así”, replicó Giraldo ante un Jordi que dirigió entonces la mirada a la galería para preguntar la opinión del resto de aspirantes.

“Perdóname, Giraldo, te aprecio, pero te falta mucha humildad”, decía una de las concursantes. “Autocrítica le falta, autocrítica no tienes”, decía otro. “No admites una crítica, tío”, espetaba otra. Giraldo finalmente confirmaba estas palabras: “Entiendo lo que dicen, pero si me dicen que soy lento y que no hago las cosas yo también tengo derecho a aportar mi parte”, explicaba. “Creo que hay que creer en uno mismo y a la vez ser humilde, es un término medio. Y hay que ser autocrítico”, le aconsejaba Jordi para terminar diciéndole que era “muy mal trabajo”. “No me gusta que se burlen de mí. Una cosa es que te hagan una crítica constructiva y otra que hagan una burla sobre ser lento o no sé qué. Si es algo que yo pienso que no está bien, lo voy a decir”, zanjó en los totales Giraldo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?