FAMOSOS

El motivo por el que Mike Tyson perdió uno de sus tigres

El felino del exboxeador estadounidense atacó al perro del vecino en medio de un paseo tras escalar la pared de su casa para comérselo.

Actualizado a
El motivo por el que Mike Tyson perdió uno de sus tigres

La relación entre Mike Tyson y los animales peligrosos es más que sonada. El mítico exboxeador estadounidense ha tenido en su casa todo un zoológico de felinos entre los que se incluyen tigres de Bengala, leones de montaña o pumas. Seres vivos salvajes que, evidentemente, suponen un peligro inminente tanto para su propietario como para el resto de las personas que circulen alrededor.

Unas declaraciones del antiguo representante del púgil, Shelly Finkel, recogidas por The Sun confirman que Tyson perdió uno de sus tigres de Bengala por culpa de que la fiera se quiso comer al perro del vecino.

Mike estaba sacando al tigre de paseo. El problema llegó cuando el animal vio un perro y escaló toda una pared para ir a comérselo. Su dueño, desde la ventana, vio cómo, de repente, un tigre entraba en su propiedad, aunque Tyson fue capaz de sacarlo”, explicó Finkel.

Sin embargo, ya era demasiado tarde, pues la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia Animales (ASPCA) ya había recibido un aviso de lo sucedido. Y, por supuesto, le retiraron a Tyson la custodia del animal ante la ausencia de permiso para tenerlo en casa.

Tres tigres y varios sustos

La historia del perro del vecino no es la única anécdota acontecida con los tigres de Mike Tyson. Su compra se remonta a sus años en la cárcel tras una conversación con un traficante de coches. Fruto de un intercambio de vehículos por felinos en el que invirtió 71.000 dólares, el exboxeador tuvo que hacer frente a los gastos del mantenimiento de estos felinos salvajes.

Más sorprendente todavía es que una de ellas, Kenya, dormía incluso dentro de la habitación de Tyson. “Pesaba alrededor de 250 kilos y yo sentía mucho afecto por ella. Dormía con ella”, reconoció en una entrevista con GQ antes de afirmar que la tigresa arrancó el brazo de una persona.

A pesar de haber tenido tigres en casa durante más de 15 años, Tyson solo recuerda un ataque de sus mascotas hacia sí mismo. “Le estaba poniendo una vacuna contra el tétanos y me mordió, aunque solo necesité seis o siete puntos de sutura”, explicó.

Pasión por las palomas

Además de los felinos, a Tyson desde pequeño le han fascinado las palomas. Tanto es así que, actualmente, tiene una pajarería en su casa donde cría a varias especies de este animal.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?