Famosos

El duro relato de Fernando Tejero sobre su homosexualidad: “No me aceptaba”

El actor de ‘La que se avecina’ realiza una confesión muy personal en la que cuenta que cayó en depresión por no querer aceptar su orientación sexual.

Actualizado a
El actor no ha tenido reparo en hablar de las dificultades que ha tenido a lo largo de su vida por ser gay. Desde las dudas por sus sentimientos hacia su mejor amigo, a tener novias como tapadera o su miedo a decírselo a sus padres.

Con motivo de las celebraciones del Día del Orgullo LGTBIQ+ que se extenderán a lo largo de las próximas semanas, son muchos los famosos pertenecientes a este colectivo que en estos días están saliendo a hablar sobre sus experiencias. Es el caso de Vanesa Martín, María del Monte, Inma Cuesta o Fernando Tejero. Este último forma parte de una campaña para visibilizar la libertad y diversidad sexual a partir de los cuarenta años donde sorprende con una dura confesión desconocida hasta el momento.

El actor de ‘La que se avecina’ cuenta que no fue nada fácil para él aceptar su orientación sexual. Una dura batalla consigo mismo que le hizo caer en una profunda depresión. “Llegué a plantearme mi orientación sexual toda la vida e incluso casarme con una mujer y tener hijos porque no me aceptaba”, comienza diciendo. Fernando Tejero confiesa que él era el primero en no querer ver lo que estaba sintiendo y que en muchas ocasiones llegó a fingir su voz “para que no se viera que la tenía afeminada”. “Tenía pluma desde pequeño. A día de hoy tengo la voz grave por forzarla, por no querer tener esa voz y la pluma me la quité a base de mucho esfuerzo y de no querer tenerla”, añade.

“Tuve depresión porque no me aceptaba. No quería creer que era homosexual. Esperaba un milagro para dejar de ser como soy”, continúa revelando. Su etapa en el colegio tampoco fue nada fácil. El actor admite que sufrió bullying durante su infancia y adolescencia debido a su condición sexual. Burlas e insultos que le llevaron a experimentar un tartamudeo nervioso que a día de hoy todavía padece en determinadas ocasiones. “Pensaba que estaba haciendo algo mal y que me iban a juzgar eternamente hasta que, finalmente, me dejó de importar la opinión de la gente y me acepté a mí mismo”, expresa.

Vivir en libertad

Durante mucho tiempo, Fernando Tejero optó por fingir que tenía novias hasta que, por fin, decidió contarle al mundo su realidad. El intérprete cordobés, de 55 años, asegura que llegó a escuchar frases del tipo “se me ha caído un mito” cuando gritó a los cuatro vientos que es homosexual. Sin embargo, este importante paso le permitió dejar de “vivir con esa mentira” para vivir libremente y orgulloso de quién es. “Espero que las futuras generaciones se puedan sentir libres y no pasen ni la mínima parte de lo que he pasado yo”, termina diciendo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?