NBA

De la NBA a la caída en desgracia: “Fui el mejor negro del deporte, mejor que Jordan”

El exjugador de los Celtics ha vuelto a ser detenido por segunda vez en dos semanas al ser encontrado borracho en plena calle.

Actualizado a
Delonte West.

Delonte West llegó a la NBA en la temporada 2004-05 de la mano de los Boston Celtics (número 24 del Draft), y aunque en su primera temporada ya tuvo que lidiar con las lesiones, dejó un atisbo de la calidad que tenía sobre el parqué, alcanzando los 12.2 puntos de media por encuentro en su tercera temporada (sus mejores números en anotación).

No solo jugó para los Celtics, sino que después pasaría por otras franquicias como los extintos SuperSonics, los Cavaliers y los Mavericks, donde puso punto y final a su carrera, no por edad, sino porque fue cortado por Cuban debido a problemas de disciplina. El principio del fin para el jugador de baloncesto.

Fue ahí donde empezaron a llegar los problemas para un Delonte que no levanta cabeza. Las adicciones y sus problemas de salud mental le han llevado a la desgracia total, siendo detenido nuevamente (dos detenciones en dos semanas). Un nuevo suceso que mancha, aun más, la imagen de un jugador que en febrero ya podía preparar un regreso al deporte profesional. Un regreso que ahora vuelve a quedarse lejos.

Según ha publicado el portal estadounidense ‘TMZ’, el Departamento de Policía del Condado de Fairfax recibió una llamada sobre un hombre borracho en la calle, y cuando los agentes llegaron al lugar encontraron a un “hombre acostado al lado de un automóvil con la puerta abierta”. Un hombre que fue Delonte West, y a quien trasladaron a un hospital mientras era acusado de un delito menor de intoxicación en público.

Un motivo similar por el que le detuvieron hace escasas dos semanas, cuando fue encontrado pidiendo en un semáforo situado a solo un kilómetro de distancia de donde ha sido arrestado ahora.

Un largo historial delictivo

Pero es que no son las primeras detenciones que ha sufrido el exjugador de la NBA, quien ahora vive en la calle después de haber ganado más de 16 millones de dólares en su carrera en la liga. Una liga donde aun jugaba cuando fue detenido por tener múltiples armas de fuego (2009). También fue multado por la NBA por meterle el dedo en el oído a Gordon Hayward.

De hecho, sobre sus años en la liga, el estadounidense llegó a confesar que fue “el mejor negro que ha practicado cualquier deporte. Fui mejor que LeBron James y mejor que Michael Jordan”. Y, hablando de LeBron, también se rumoreó en el 2010 que había mantenido una relación con la madre del ahora jugador de los Lakers, Gloria James.

Una serie de incidentes que pudo aparcar este mismo febrero, cuando parecía haber superado sus problemas gracias, en parte, a la constante ayuda de Mark Cuban, aunque no ha sido suficiente para ‘resucitar’ a un jugador caído en desgracia.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?