EUROVISIÓN 2023

¿Cuáles han sido los resultados de España en Eurovisión cuando ha cantado en español?

España, que compite desde 1961 en Eurovisión, busca mejorar el papel cosechado por Chanel en 2022. Blanca Paloma se suma a una larga lista de artistas.

Actualizado a
España, que compite desde 1961 en Eurovisión, busca mejorar el papel cosechado por Chanel en 2022. Blanca Paloma se suma a una larga lista de artistas.

El próximo 13 de mayo es la gran final del Festival de Eurovisión. Este acontecimiento, marcado en rojo en el calendario por parte de fans y los artistas que van a participar en dicho evento, pondrá a prueba las habilidades de estos últimos. España, que viene de cuajar un gran papel en la última edición de la mano de Chanel, será representada en esta ocasión por Blanca Paloma, la ganadora del último ‘Benidorm Fest’.

Paloma, que actuará con el tema ‘Eaea’, busca hacer historia, y superar el papel de su antecesora. Además, hay que tener en cuenta que nuestro país, que forma parte del ‘Big Five’ del festival, cuenta con una larga y rica historia en este evento, ya que su primera participación data del año 1961. Aunque no participara entre 1956 y 1960, el territorio español desde el período anteriormente mencionado solo se ha perdido una vez Eurovisión, 2020, por la pandemia de la COVID-19.

La década de los 60, plagada de contrastes

En primer lugar, hay que hablar de las primeras participaciones de nuestro país en uno de los festivales más relevantes del planeta. España arrancó su historia en Eurovisión en 1961, de la mano de Conchita Bautista. En Cannes, la artista, que interpretó el tema ‘Estando contigo’, logró ser novena obteniendo un total de ocho puntos. Al año siguiente, Víctor Balaguer, con ‘Llámame’, no tuvo tanto éxito. En Luxemburgo, este cantante fue decimotercero, y no obtuvo una sola unidad.

El papel de España en aquellas primeras ediciones era casi residual, a tenor de los resultados obtenidos. En 1963 y 1964, fue el turno de José Guardiola, con ‘Algo prodigioso’ y Los TNT, con ‘Caracola’. En ambas ocasiones, nuestro país solo pudo clasificarse en la duodécima plaza, con dos y un punto respectivamente. En 1965, regresaba Conchita Bautista. La cantante, primera representante de nuestra historia, optaba de nuevo con ‘¡Qué bueno, qué bueno!’. Sin embargo, no pudo ser peor lo conseguido, ya que 15ª, con ningún punto.

Raphael, Massiel, Salomé y Julio Iglesias remontan para España

Tras estos mediocres resultados, llegó el turno de uno de nuestros artistas más conocidos, Raphael. El jiennense estuvo en dos ediciones consecutivas, la de 1966 y 1967. Con ‘Yo soy aquel’ y ‘Hablemos del amor’, el cantante mejoró de forma notable a sus antecesores, ya que logró dos meritorias séptima y sexta posición respectivamente, abriendo así el camino al resto de artistas que vendrían detrás.

En 1968 y 1969, llegó la explosión de España en Eurovisión. Primero, de la mano de Massiel. Con ‘La, la, la’, la artista logró sorprender al mundo y se llevó la victoria, la primera de nuestra historia en el concurso. Al año siguiente, nuestro país tenía la exigencia de repetir el éxito cosechado anteriormente. De la mano de Salomé, con ‘Vivo cantando’, se consiguió. Con 18 puntos, el triunfo en este festival estuvo asegurado, y, de nuevo, España pudo hacer historia en uno de los certámenes más exigentes del mundo de la canción.

Massiel, la primera ganadora de Eurovisión para España.
Ampliar
Massiel, la primera ganadora de Eurovisión para España.

Al año siguiente, Julio Iglesias fue el representante de España. Con la canción ‘Gwendolyne’, el que a la postre sería uno de nuestros artistas más internacionales pudo conseguir una meritoria cuarta posición. En 1971, Karina, con ‘En un mundo nuevo’, devolvería a nuestro país al podio, siendo segunda y obteniendo un total de 116 puntos.

Los 70, una década de muchos contrastes

Tras el buen comienzo de esta nueva década, los resultados en Eurovisión no serían demasiado generosos con España. En 1972, Jaime Morey sería nuestro representante, y fue décimo con ‘Amanece’. Una de las pocas alegrías de estos diez años llegó de la mano de Mocedades. Con el tema ‘Eres tú’, lograron conquistar al jurado en Luxemburgo y obtuvieron una brillante segunda plaza, con 125 puntos.

En 1974, Peret, que intervino con ‘Canta y sé feliz’, consiguió la novena plaza. En 1975, Sergio y Estíbaliz, con ‘Tu volverás’, fueron décimos, siendo empeorados en la siguiente edición. En 1976, Braulio, quien se presentaba con el tema ‘Sobran las palabras’, se clasificó en la decimosexta plaza. En 1977, Micky, con ‘Enséñame a cantar’, mejoró de forma notable dicho resultado, ya que fue noveno. En 1978, José Vélez, con el tema cantado en español y francés, ‘Bailemos un vals’, obtuvo el mismo resultado.

Finalizando esta década, España volvía al podio. En el año 1979, Betty Missiego, que acudió a Israel con el tema ‘Su canción’, impresionó a todos y pudo lograr la segunda posición y un total de 116 puntos. En 1980, Trigo Limpio, con ‘Quédate esta noche’, solo pudieron obtener una discreta duodécima plaza.

La década de los 80, muy alejada de los buenos resultados del pasado

Ya en 1981, el encargado de representar a nuestro país fue José María Bacchelli, con el tema ‘Y solo tú’. No tuvo un gran éxito, ya que logró la decimocuarta posición. Lucía, en 1982, con ‘Él’, mejoró de forma ligera, ya que obtuvo el décimo puesto. Sin embargo, Remedios Amaya, en 1983, obtuvo uno de los peores resultados de nuestro país hasta entonces. Con ‘Quién maneja mi barca’, fue 19ª y no tuvo ninguna unidad. En 1984, por el contrario, se mejoró de forma notable, ya que se regresó al podio. Bravo, con ‘Lady, Lady’, obtuvo una sensacional tercera posición, siendo los únicos que estuvieron dentro del ‘Top-3′ para España en esta década.

Ya en 1985, Paloma San Basilio fue la elegida, y, con ‘La fiesta terminó’, fue 14ª. En 1986, Cadillac, con ‘Valentino’, representó a España en Noruega y devolvió a nuestro país a la décima posición. En 1987, la bajada fue considerable, ya que Patricia Kraus, con ‘No estás solo’, fue decimonovena. En Dublín, en 1988, La Década Prodigiosa, con ‘Made in Spain (La chica que yo quiero)’, recuperó muchas posiciones y obtuvo la undécima plaza. En 1989, Nina, con ‘Nacida para amar’, confirmó la mejoría de España en Eurovisión y fue sexta.

La década de los 90, una montaña rusa de resultados

El inicio de la última década del siglo XX fue muy positivo. En 1990, Azúcar Moreno obtuvo la quinta plaza con ‘Bandido’, y en 1991, Sergio Dalma fue cuarto, con ‘Bailar pegados’. A pesar de este buen comienzo, hubo que esperar más para volver al podio. En 1992, Serafín Zubiri, con ‘Todo esto es la música’, solo pudo ser 14º. Al año siguiente, en 1993, Eva Santamaría, con el tema ‘Hombres’, fue undécima, mientras que Alejandro Abad, en 1994, registró una bajada considerable, ya que fue 18º con la canción ‘Ella no es ella’.

Sergio Dalma, uno de nuestros artistas mejor posicionados en la historia de Eurovisión.
Ampliar
Sergio Dalma, uno de nuestros artistas mejor posicionados en la historia de Eurovisión.JUAN GARCIA CRUZDiarioAS

Todo empeora antes de mejorar, y en 1995 llegó una grata sorpresa para España. Anabel Conde, con ‘Vuelve conmigo’, devolvió a nuestro país a las primeras plazas, siendo segunda, con 119 puntos. Sin embargo, este cambio no fue confirmado al año siguiente, ya que, en 1996, Antonio Carbonell, con ‘¡Ay, que deseo!’, solo pudo ser 20º. Los contrastes continuaban, ya que, en 1997, Marcos Llunas, con ‘Sin rencor’, obtuvo la sexta posición. Por el contrario, en 1998 y 1999, el premio no fue el esperado para nuestro país.

En 1998, Mikel Herzog, con ‘¿Qué voy a hacer sin ti?’, solo pudo ser 16º, y en 1999, Lydia, con ‘No quiero escuchar’, solo obtuvo una unidad y fue 23ª. Resultados muy pobres para la historia de España en uno de los festivales más importantes del mundo.

La década de los 2000, un período complicado

Entrando en el nuevo milenio y siglo, España no arrancó de la mejor manera. Serafín Zubiri volvía a ser nuestro representante, y solo pudo ser 18º en Estocolmo con el tema ‘Colgado de un sueño’. Este mal inicio no fue confirmado al año siguiente, 2001, ya que David Civera dio una alegría a nuestro país, siendo sexto con el tema ‘Dile que la quiero’. Al año siguiente, Rosa López, la primera ganadora de ‘Operación Triunfo’, fue séptima con el tema, cantado en español e inglés, ‘Europe’s living a celebration’.

Rosa López, procedente de Operación Triunfo, representó a España en Eurovisión.
Ampliar
Rosa López, procedente de Operación Triunfo, representó a España en Eurovisión.InstagramInstagram Rosa López

En el año 2003, Beth Rodergas fue nuestra representante, y con ‘Dime’ mantuvo a España en las diez primeras plazas, ya que fue octava. En 2004, Ramón del Castillo, hizo lo propio, ya que fue décimo con ‘Para llenarme de ti’. Esta tendencia no continuó en el año 2005, ya que Son de Sol con ‘Brujería’, solo pudieron ser vigesimoprimeras, posición idéntica a la que consiguieron Las Ketchup en 2006 con ‘Un Blodymary’.

En 2007, D’Nash subió un solo puesto, ya que fue 20º con ‘I love you mi vida’. En 2008, una de las apuestas más extrañas de España en Eurovisión, Rodolfo Chikilicuatre, mejoró de forma ligera a sus predecesores, ya que logró hacerse con la decimosexta plaza. En 2009, para cerrar la década, fue el turno de Soraya Arnelas, que consiguió el puesto 24 con ‘La noche es para mí’.

La década del 2010, una de las peores que se recuerdan

Los resultados en la siguiente década no fueron a mejor, sino que empeoraron. En 2010, Daniel Diges era nuestro representante, con ‘Algo pequeñito’. Tras tener que repetir la actuación tras la intervención de un espontáneo, el madrileño fue decimoquinto. La situación fue peor en 2011, con Lucía Pérez, quien consiguió el puesto número 23 con la canción ‘Que me quiten lo bailao’.

Pastora Soler devolvió a España al 'top-10' de Eurovisión con 'Quédate conmigo'.
Ampliar
Pastora Soler devolvió a España al 'top-10' de Eurovisión con 'Quédate conmigo'. JUAN GARCIA CRUZDiarioAS

En 2012, Pastora Soler mejoró de forma sustancial lo conseguido en los últimos años, ya que, gracias a ‘Quédate conmigo’, España pudo volver al ‘top-10′. Sin embargo, esta tendencia no continuó. En 2013, El Sueño de Morfeo fue 25º con el tema ‘Contigo hasta el final’. En 2014, España volvía a la décima plaza con el tema ‘Dancing in the rain’, cantando tanto en español como en inglés, de la artista Ruth Lorenzo. Al año siguiente, 2015, Edurne fue la representante española, y, con ‘Amanecer’, se tuvo que conformar con el puesto número 21.

En 2017, Manel Navarro fue el encargado de defender a nuestro país en Eurovisión. El artista no cuajó su mejor actuación y solo obtuvo cinco puntos, siendo 26º. En 2018, Amaia Romero y Alfred García, procedentes de ‘OT’, actuaron en el certamen con el team ‘Tu canción’, y solo cosecharon el puesto 23. En una situación similar, se encontró Miki Núñez con ‘La venda’, ya que solo pudo ser 22º. En 2020, Blas Cantó iba a ser nuestro representante, pero el festival se canceló por la pandemia de la COVID-19.

Chanel explota y devuelve a España al podio

En 2021, fue el propio Cantó el que tuvo la oportunidad de actuar ante toda Europa, con el tema ‘Voy a quedarme’. Sin embargo, no logró impresionar ni al televoto ni al jurado profesional, ya que solo pudo conseguir el puesto número 24, con apenas seis puntos. El reto era mayúsculo para Chanel, ya que optaba a hacer historia y dejar atrás los mediocres resultados obtenidos en los últimos tiempos.

Chanel y los cambios a “SloMo” arrasan en el segundo ensayo de Eurovisión. Twitter: @eurovision
Ampliar
Chanel, nuestra última representante en Eurovisión.

La artista hispano-cubana lo consiguió. Con una brillante actuación con el tema ‘SloMo’, Chanel fue tercera, solo superada por Ucrania, a la postre vencedora de la última edición de Eurovisión, y Reino Unido, otra de las grandes sorpresas. La cantante hizo lo que parecía imposible y obtuvo un total de 459 puntos, siendo el récord de unidades de nuestro país en un acontecimiento de lo más exigente.