INGLATERRA | JACOB MELLIS

Ancelotti le hizo debutar en Champions y a los 32 años es un sintecho con problemas con el alcohol

Jacob Mellis debutó con el Chelsea y llegó a ganar casi 10.000 euros a la semana, pero ahora está sin casa, sin coche, sin ingresos y viviendo de ayudas.

Actualizado a
Ancelotti le hizo debutar en Champions y a los 32 años es un sintecho con problemas con el alcohol

Los primeros pasos de Jacob Mellis en el fútbol profesional no hacían pensar, ni de lejos, la terrible situación que iba a vivir el futbolista trece años después. El prodigio de Nottingham se formó en las categorías inferiores del Sheffield United y en 2007 dio el salto a la academia del Chelsea, donde dejó claro que tenía un talento muy aprovechable para el primer equipo de los blues. De hecho, Carlo Ancelotti fue consciente de su potencial e hizo que debutara en Champions League en octubre de 2010, pero todo se truncó poco después al no tener minutos y refugiarse en la noche y en la bebida, lo que le llevo a deambular por equipos que no jugaban Premier como Southampton, Barnsley, Blackpool o Bury.

Actualmente Mellis no tiene casa, tampoco coche ni ingresos, por eso en el último año y medio ha dependido de la ayuda de amigos y familiares. Gracias a su buena voluntad ha dormido en sus sofás o le han dado dinero para dormir en algún hostal. “Me paso el día pensando dónde ir”, confiesa en una íntima entrevista para Daily Mail. “Tengo familia, pero no quiero depender de ellos. Quiero intentar hacer cosas por mí mismo. Ha sido difícil. Intento no pensar demasiado en ello, solo seguir adelante”.

Una lesión de rodilla mal diagnosticada el año pasado precipitó su retirada y aumentó una espiral en la que ya llevaba años metido. El futbolista es el primero en admitir que no aprovechó plenamente las capacidades futbolísticas que tenía en su juventud y que el alcohol y las continuas juergas nocturnas fueron apagando esa estrella emergente que sobresalía en el Chelsea. “Cuando bebes no controlas lo que haces”, asegura. “Afecta al entrenamiento, los directivos no estarán contentos... Recuerdo que una vez me presenté borracho a un entrenamiento. Tendría 19 años. Steve Holland (segundo entrenador del Chelsea) me metió para el vestuario. Ha habido algunas ocasiones en las que me ha afectado”, continúa. Incluso compañeros como Ashley Cole o David Luiz le notaban en el aliento que había bebido y le pedían que parara e intentaban ayudarle.

Pero esa ayuda no servía de nada si él no se mostraba dispuesto a recibirla. La arrogancia se ponía por delante y a la mínima frustración, caía en la bebida. El alcohol comenzó a ser un compañero de viaje en su carrera en el fútbol y esa adicción se mantiene en la actualidad: “Bebo todo lo que puedo, para olvidarme del estrés”.

Mellis ingresará esta semana en una clínica

La Asociación de Futbolistas Profesionales de Inglaterra (PFA) ha recibido la llamada de socorro del jugador y va a proporcionarle ayuda. Mellis ingresará esta misma semana en la clínica Sporting Chance para tratar de rehabilitarse de sus problemas con el alcohol y también el Chelsea se ha ofrecido a colaborar con su recuperación ofreciéndole la posibilidad de volver a trabajar en el fútbol identificando talentos.

“Veo fútbol todo el día, todos los días. Me gusta ver a los jóvenes talentos. Siento que puedo ayudarles de otras maneras, fuera del campo. Intento alejarlos de las cosas que yo hacía”, confiesa. El objetivo al terminar la entrevista, sin embargo, le devuelve a la realidad: tiene que buscar una cama en la que dormir por la noche. En el horizonte, la recuperación.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?