NEGOCIOS

Shaquille O'Neal: de gastarse un millón en una hora como rookie a ser el tipo más listo

La leyenda de la NBA, uno de los jugadores más dominantes de la historia, ha sabido moverse como pez en el agua en el mundo de los negocios a pesar de unos inicios alocados.

Actualizado a
Shaquille O`Neal.

No hay nada como ser joven y alocado para abandonarse al derroche cuando se huele el dinero. Y eso es lo le pasó a Shaquille O’Neal en sus inicios. En 1992, cuando el mítico center contaba con 20 años y acababa de aterrizar en Orlando, se vio con un millón de dólares fruto de uno de sus primeros acuerdos de patrocinio. Y se le nubló la vista.

Mi agente me llamó y me dijo: ‘Oye, tienes un millón de dólares’. En mi cabeza era todo muy simple y no tuve en cuenta los impuestos. Y siempre quise un elegante Mercedes-Benz. Entonces, fui al concesionario y compré uno. El tipo dijo que valía 150.000 dólares, así que era fácil: un millón menos 150.000 dólares. Todavía me quedaban 850.000, ¿verdad?”, relató Shaquille sobre aquel episodio en el podcast Earn Your Leisure.

“Llegué a casa y mi padre me dijo: ‘Muy bien. ¿Dónde está el mío?’ Compré el mismo coche para mi padre y una versión más económica para mi madre. Según mis cálculos tenía 600.000. Entonces hice lo mismo que los chicos de barrio: comprar anillos, diamantes y pendientes, y un par de días más tarde el gerente del banco me llamó y me dijo: ‘Te he seguido y probablemente serás un jugador fabuloso y ganarás mucho dinero. Pero conozco a muchos que cuando terminan de jugar, no tienen nada. No quiero que sea así. Quiero que eches un vistazo a esto’”, comenta Shaq, que comprobó que aquel millón de dólares se había quedado en 60.000 dólares.

Y ahí fue cuando decidió poner sus finanzas en manos de profesionales. Y probablemente haya sido la mejor decisión que haya tomado para asegurar su futuro, el de sus hijos y el de sus nietos. Hace pocas fechas, el medio especializado Sportico elaboró un ranking con los 25 deportistas que más dinero han ganado de la historia teniendo en cuenta aspectos como salarios, bonificaciones y patrocinios. Y evidentemente, Shaquille O’Neal está entre ellos.

Eso sí, además de las ganancias logradas como jugador de baloncesto, Shaq ha demostrado tener un gran olfato para los negocios y tomar las decisiones adecuadas en el momento preciso. Quizá por ese motivo ha invertido en Apple o en Ring -comprada por Amazon- o adquirió acciones de Google en los años 90 cuando solo unos pocos tuvieron la visión necesaria.

Pero los grandes nombres también esconden otras inversiones como su apuesta por la restauración: es copropietario de más de 150 restaurantes de la cadena Five Guys Burgers y de una veintena de restaurantes Auntie Annie’s Pretzels, además de varios de la franquicia Papa Johns. También posee 150 lavaderos de coches, 40 gimnasios de 24 horas, un centro comercial, un cine y varios clubes nocturnos de Las Vegas.

Y aún hay más. En febrero la plataforma de fitness online Beachbody, de la que tiene una participación, salió a bolsa con un valor de 2.900 millones de dólares. En agosto se unió a WynnBET, casa de apuestas deportivas, como inversor, consultor y embajador de marca, papel que repite en otros sectores como la moda (JCPenney), la nutrición deportiva (Novex Biotech), o el de las bebidas (Alkaline Water).

Golpe maestro en los negocios

Aunque quizá el golpe maestro lo dio cuando vendió su marca personal a Authentic Brands Group, que igual no es una compañía conocida, pero su portfolio sí. Marilyn Monroe, Forever 21, Muhammad Ali, Sports Illustrated, Elvis Presley o Juicy Couture son solo algunos de los más de 30 nombres y marcas de los que la empresa posee los derechos de propiedad intelectual. Les vendió su marca, pero invirtió en el grupo.

"Mi negocio real es que tengo 50 marcas", explicó O'Neal también en julio en el podcast Earn Your Leisure. "Cuando estaba cerca de retirarme, miraba a mi alrededor y pensaba '¿Cómo es que Michael Jackson y todos estos tipos viven para siempre?' Me puse en contacto con varias empresas dedicadas a la gestión de este tipo de derechos de imagen y propiedad intelectual y compraron mi marca por un mucho dinero. Así que tomé la mitad de ese dinero, lo volvía a invertir y ahora soy el número dos de la compañía. Si Shaq alguna vez se va, mierda, todavía tenemos a Elvis", bromeaba.

Por si fuera poco, Shaquille O’Neal mantiene acuerdos de patrocinio con marcas y compañías como Icy Hot, Gold Bond, Buick, Zales, Pepsi, Carnival Cruise Line o Reebok, y es analista habitual de la cadena TNT. Así pues, no es de extrañar que el exjugador de la NBA gane al año unos 60 millones de dólares -más que cuando estaba en activo- y tenga un patrimonio estimado de 400 millones, y sin tener en cuenta otros bienes o sus propiedades inmobiliarias, con mansiones en Orlando o Miami por ejemplo. No está nada mal para alguien que despilfarró su primer sueldo en poco menos de una hora. Y todo gracias a una estrategia sencilla: ahorrar o invertir el 75% de sus ingresos y disponer del resto para vivir (muy bien). Un tipo listo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?