FAMOSOS

De ganar un Oscar a juicio por abuso sexual: la caída en desgracia de Cuba Gooding Jr.

El actor neoyorquino representa un buen ejemplo de dudosa gestión del éxito y ha pasado de ser un habitual en grandes superproducciones al ostracismo casi absoluto.

Actualizado a
Cuba Gooding Jr.

Hubo un tiempo en el que Cuba Gooding Jr. (53) se codeaba con lo más florido de la industria cinematográfica. Sus primeros pasos en la interpretación se remontan a apariciones esporádicas en series como Canción triste de Hill Street o MacGyver y no fue hasta 1988 cuando dio el salto a la gran pantalla de la mano de Eddie Murphy en El príncipe de Zamunda.

Sin lugar a dudas, la década de los 90 fue la que le encumbró a los altares de Hollywood. Los chicos del barrio (Boyz'N the Hood, 1991) fue el primer éxito del actor y le sirvió para obtener otros papeles relevantes para cintas como Algunos hombres buenos (1992) y Estallido (1995). Pero fue con Jerry Maguire (1996), un gran éxito que le valió el Oscar al mejor actor de reparto, cuando alcanzó la gloria.

Cuba Gooding Jr. estaba en la cresta de la ola y durante los siguientes años participó en proyectos de relevancia como Mejor… Imposible (1997), Hombres de honor (200), Pearl Harbour (2001) o American Gangster (2007), quizá su último gran éxito. Desde entonces, ha mezclado una filmografía más bien discreta con numerosas polémicas personales.

Adicciones y problemas legales

En 2014 se separó de Sara Kapfer, con quien tiene tres hijos, tras 20 años de relación y a partir de ahí se hizo cada vez más patente que tenía un problema con el alcohol. Habitual de la vida nocturna de Nueva York, el actor está acusado de delitos menores de tocamientos forzados y abuso sexual a tres mujeres en diferentes incidentes en 2018 y 2019 en varios locales de Manhattan. El juicio tendrá lugar el 1 de febrero.

Según la acusación, este tipo de comportamiento del actor era habitual, y asegura que cuenta con testimonios de una docena más de mujeres que han sido víctimas de tocamientos indeseados, y aunque la mayoría de esos incidentes ocurrieron fuera del estado de Nueva York, saldrán a la luz a lo largo de un juicio que podría condenarle a un año de prisión.

No obstante, los problemas legales del actor no terminan ahí ya que, en un caso paralelo, Gooding Jr. fue acusado en una corte civil presuntamente de violación por una denunciante anónima, un caso por el que se pide una indemnización de 6 millones de dólares y que aún está en proceso.

Quizá por este tipo de cuestiones, el actor neoyorquino ha caído en desgracia, aunque las causas que tiene pendientes no le han impedido, de momento, seguir trabajando principalmente en series y en películas con un evidente papel secundario. Atrás quedan aquellos tiempos de éxito desbordante. En el horizonte, solo se atisban nubarrones.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?