FAMOSOS

Qué fue de Sherminator: de 'American Pie' a ganarse la vida como puede

Chris Owen es uno de esos actores que han saboreado las mieles del éxito gracias a un icónico papel, pero sin embargo ha tenido que buscarse la vida para salir a flote.

Actualizado a
Chris Owen.

Cuando la década de los noventa llegaba a su fin y ya se vislumbraba en el horizonte el nuevo siglo, el cine nos regaló uno de esos fenómenos que acontecen cada cierto tiempo y que se instala en la memoria colectiva de millones de personas durante generaciones: American Pie. La transgresora comedia se convirtió en un fenómeno de la cultura pop mundial y objeto de culto gracias a las andanzas de sus protagonistas y de algún secundario elevado a la categoría de mito.

Como Chuck Sherman. Obsesionado con Terminator y con perder la virginidad, como el resto de personajes, Sherman crea un relato en torno a sí mismo que caló hondo entre los aficionados a la película. “Soy el Sherminator, un sofisticado robot sexual enviado a través del tiempo para cambiarle el futuro a una mujer afortunada”, aseguraba en la cinta. Suficiente para que su recuerdo haya perdurado hasta nuestros tiempos.

Chris Owen, en la actualidad.
Ampliar
Chris Owen, en la actualidad.Dayna Cousins

Pero detrás del personaje, se esconde la persona y Chris Owen (41) fue el encargado de darle vida a ‘Sherminator’ en tres entregas de la saga. Un papel que le llevó a alcanzar cotas insospechadas de fama, pero que sin embargo no le valió para establecerse como actor de éxito. Su carrera comenzó en plena adolescencia protagonizando varios spots de publicidad o papeles menores en algunas series y películas.

En el fondo no fue hasta 1999, año en el que se estrenó American Pie, cuando comenzó a llamar la atención del espectador, y en 2001, con la segunda parte de la película fue cuando alcanzó su mayor cuota de popularidad. Desde entonces, siempre en un segundo plano, ha aparecido en cintas como Hidalgo o The Mist, y en series como Mentes Criminales o El Mentalista llegando a un punto de no retorno.

Desde 2010 puede decirse sin temor a equivocación que su aparición en la pequeña o en la gran pantalla ha sido casi testimonial lo que le obligó a buscarse literalmente la vida para salir a flote. “La vida no ocurre siempre como esperas. Me encanta actuar y este trabajo me permite seguir luchando por ello”, aseguraba en 2014 a New York Daily News en referencia a su trabajo como camarero en un restaurante japonés de Santa Monica (Sushi Roku).

Un trabajo que acabó abandonando con el paso del tiempo mientras trataba de reflotar su carrera como actor. Aunque a finales 2018 tuvo que volver a reinventarse, esta vez como agente inmobiliario en Compass, coincidiendo con su aparición en The Last Sharkando, su penúltima aventura cinematográfica antes de Joy&Hope, estrenada en televisión en 2020.

Casado en segundas nupcias con la también actriz Dayna Cousins ese mismo año, ambos decidieron dar un giro a sus vidas y cambiar la soleada California por Boston, donde ella decidió continuar su formación y ha encabezado incluso algún proyecto como directora. Por su parte, Owen, que también ha hecho sus pinitos en el mundo de la fotografía y es un habitual en diversas convenciones donde interactúa con los fans -y se gana un sobresueldo-, está a la espera de poder relanzar su carrera. Mientras, no tiene ningún problema en remangarse para prosperar.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?