TELEVISIÓN

Hovik Keuchkerian se sincera en 'El Hormiguero' sobre sus problemas con el alcohol

El actor, conocido como Bogotá en 'La Casa de Papel', ha ido a divertirse este miércoles al programa de Pablo Motos, donde ha hablado de su vida.

Actualizado a
Imagen de Hovik Keuchkerian en 'El Hormiguero'.

Este miércoles, Hovik Keuchkerian ha sido el invitado de gala de 'El Hormiguero' después del exitoso estreno del primer volumen de la quinta temporada de 'La Casa de Papel' del pasado viernes.

Más conocido como Bogotá en la serie de Netflix, ha hablado largo y tendido de su vida, desde su pasado como boxeador, donde se convirtió en campeón de España de peso pesado dos veces, de cómo llegó a la interpretación, y de algunos de sus problemas, como el del alcohol.

Al dejar el boxeo entró en bucle

El boxeo era el salvoconducto del actor, pero al dejarlo comenzó a tener problemas. "Estabas comiendo mucho, bebiendo mucho y fumando mucho", le ha dicho Pablo Motos, a lo que Hovik le ha respondido: "En enero del 2005, cuando dejé de pelear, me fui para el otro lado. Dejé de boxea y cuando dejas de perseguir un sueño... Me metí en un bucle", ha comenzado señalando.

"Hasta los 32 años nunca había bebido ni fumado, y de repente, a la mañana siguiente de dejarlo, no sabes que hacer, y me acuerdo de un sparring buenísimo mexicano que me dijo: 'En Mexico mojamos las penas con tequila', y así pasó...", ha confesado.

A pesar de encontrar su refugio en la interpretación, ha pasado "muchos años en una montaña rusa en la que el alcohol era la puerta". "Empiezas a pensar solo en ti, aislarte en tu casa y alejarte de la gente. Trabajar te mete en la rueda a nivel profesional porque tienes que cumplir y cumples, pero no es lo mismo estar en un set de rodaje deseando hacer lo que tienes que hacer que deseando que den las seis de la tarde para llegar a tu casa y abrirte el whisky y acostarte a las once 'mamao'", ha añadido.

Sin embargo, su madre fue la encargada de cambiar su situación gracias a una conversación que tuvieron por teléfono: "Mi madre me llamó el pasado 6 de mayo y me llevó al rincón del ring. Me dijo: 'Estás gordo, estás tóxico, feo, andas encorvado, eres un trozo de mierda y no te lo voy a decir más'. Cuando tu madre te dice eso pues pasó algo, me revolvió, porque dije: 'Cuando mi madre no esté no quiero que se vaya dejando aquí un trozo de mierda'".

Un parón en su carrera

Además, Hovik Keuchkerian ha confesado que va a hacer un parón en su carrera como actor, y que le servirá como impulso. "Antes de 'La Casa de Papel' ya sabía que quería hacer un parón. He dicho que no a todos los proyectos menos al de Paco León para trabajar en mí mismo. No puedo trabajar en esta profesión que amo si no tengo el alma, el cuerpo, mi cabeza, bien. Estoy bien, duermo bien, y dentro de un año estaré preparado para la 'guerra'", ha apuntado.

Con 30 kilos menos

Por último, el actor ha confesado que dejar sus problemas con el alcohol le ha hecho perder un gran número de kilos. "Empecé en 131,4 kilos, y estaré en unos 100 kilos. He perdido bastante. Me habré quitado unos 30 kilos. Me he puesto un año, dentro de un año estaré perfectamente", ha concluido.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?