LUJO

Las impresionantes vacaciones de Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez en Mallorca

La pareja, acompañada del resto de su familia, disfruta de los placeres que ofrece la isla una vez la Eurocopa se ha convertido en un lejano recuerdo.

Actualizado a
Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez disfrutan de Mallorca.

Con toda seguridad, Cristiano Ronaldo desearía estar en estos momentos en Londres disputando con Portugal los partidos decisivos de la Eurocopa. Pero, tras la eliminación de su selección a manos de la de Bélgica en octavos de final, no hay nada mejor que rodearse de la familia para superar lo antes posible el mal trago.

Y uno de los lugares más idílicos para hacerlo no es otro que Mallorca y las enormes posibilidades que ofrece, donde Ronaldo disfruta junto a su familia de un merecido descanso y de una ubicación privilegiada. Según diversas informaciones, el exmadridista se aloja en Castell de Manresa (Alcudia) con vistas privilegiadas a la bahía de Pollença.

Sin duda, se trata de una de las propiedades más bonitas y fascinantes de las Islas Baleares que posee un kilómetro de costa y una parcela de 150.000 m2, unas impresionantes vistas panorámicas y total privacidad. La antigua fortaleza que data del año 1715, construye la casa principal, aunque también consta de otros 5 edificios históricos, tres de ellos convertidos en casas de huéspedes. El precio ronda los 12.000 euros la noche y, efectivamente, está al alcance de muy pocos.

Pero Cristiano Ronaldo, Georgina Rodríguez y los hijos de ambos no solo disfrutan de las comodidades de esta exclusiva propiedad ya que amarrado en el Port d’Alcúdia se encuentra su flamante yate valorado en seis millones de euros del que la familia disfruta a diario. No es para menos.

El Azimut Grande 27, fabricado en fibra de carbono, fue adquirido por el portugués hace un año y no le falta ningún detalle. Con un diseño futurista dispone de cuatro camarotes, cinco baños y un bar al aire libre, entre otros detalles, como algunas cristaleras estratégicamente ubicadas para tener una permanente sensación de contacto con el mar. Además, alcanza una velocidad de 28 nudos, más de 50 kilómetros por hora.

Así pues, Cristiano Ronaldo demuestra una vez más que es un verdadero enamorado de las Islas Baleares y no duda en escaparse cada vez que tiene la ocasión, como ha demostrado en los últimos años con sus recurrentes visitas. Alojado en esa villa y con la posibilidad de surcar las aguas mallorquinas en su imponente yate no es de extrañar que el portugués y Georgina sean unos habituales de la zona. Motivos tienen. Dinero, también.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?