REDES SOCIALES

Helena Resano estalla tras recibir un ataque en las redes: "Harta de leer mensajes así"

La presentadora de La Sexta es activa en las redes, y no ha dudado en opinar sobre la libertad de quitarse la mascarilla en exteriores desde el 26 de junio.

Helena Resano estalla tras recibir un ataque en las redes: "Harta de leer mensajes así"
Instagram (@helenaresano)

Este viernes se ha producido uno de los hechos más esperados, el anuncio de que el próximo sábado, 26 de junio, las mascarillas podrán dejar de usarse en exteriores, lo cual ha provocado todo tipo de reacciones en toda España. Una de las encargadas en informar de la noticia ha sido Helena Resano, la presentadora de los informativos de La Sexta, quien es muy activa en las redes sociales, y quien no ha dudado en escribir sobre este nuevo anuncio.

Y es que el presidente del Gobierno ha afirmado que a partir del sábado de la semana que viene, se podrá volver a "disfrutar de una vida en la calle sin mascarillas", agradeciendo además la disciplina de los ciudadanos durante toda la pandemia, así como el trabajo de los sanitarios y otros servicios esenciales.

"Aplausos en la redacción tras escuchar a Sánchez anunciar que el sábado 26, mascarillas fuera en exteriores", ha escrito la periodista en su perfil oficial de Twitter. Un mensaje por el que varios usuarios se han quejado sobre su posible posicionamiento político.

Acusada de posicionamiento político

Ello ha provocado que la misma presentadora de La Sexta decidiése desmentir su posición en este tema, quejándose además de los comentarios groseros e hirientes a los que ha tenido que hacer frente durante toda la mañana. "De verdad. Harta de leer mensahes así durante toda la mañana. ¿Tan difícil de entender es que se haya aplaudido que nos quitábamos la mascarilla?", ha comenzado señalando.

"Todo, absolutamente todo lo tenemos que 'leer' así. Y dicho sea, éste mensaje es de los más educados", ha añadido, citando una de las respuestas de un usuario de la red social. Un hombre que ha escrito: "Es una felación continua y eterna de los medios al poder, ¡qué tedio!".