CINE

Keira Knightley denuncia haber sido acosada: "No conozco mujeres que no lo hayan sido"

La actriz británica sufrió un episodio de acoso durante una entrevista en la calle con Lydia Slater, viéndose obligadas a cambiar de escenario.

Keira Knightley denuncia haber sido acosada: "No conozco mujeres que no lo hayan sido"
Stefanie Keenan Getty Images for ELLE Magazine

Hollywood ha demostrado ser un mundo de luces y sombras, aunque en la actualidad parecen salir más sombras de parte de sus actrices. La última en hablar de la industria ha sido Keira Knightley , quien concedió una entrevista en plena calle a Lydia Slater, de 'Harper's Bazaar'.

Pero su charla no fue fácil, pues tanto la actriz como la periodista se vieron intimidadas y extorsionadas por un hombre, obligándolas a cambiar de escenario en varias ocasiones. El hombre se acercó a ellas con una actitud poco amistosa, y pese a que, por suerte, no fue a mayores, la intérprete en 'Piratas del Caribe' habló del acoso que sufren las mujeres.

"Me encantó cuando aquella política pidió un toque de queda para los hombres y los hombres se cabrearon", apuntó Keira, refiriéndose a la propuesta que lanzó la política Jenny Jones. "Entonces pensé: 'hay un toque de queda para las mujeres, y siempre lo ha habido'".

La confesión de Keira Knightley

La actriz británica reveló después que ésta no había sido la primera vez que había sido víctima de acoso. "Sí", respondió a la pregunta sobre si había sufrido acoso. "No conozco a ninguna mujer que no lo haya sido, ya sea aguantando a un exhibicionista, o que le hayan metido mano, o que algún tío las haya amenazado diciendo que les iba a degollar, o darles un puñetazo en la cara, o cualquier cosa", añadió.

Tras ello, Knightley lamentó que el abuso a las mujeres está "normalizado" dentro de la sociedad cuando "las mujeres empezaron a tomar nota de todas las precauciones que toman para asegurarse de que llegan a salvo a casa". "Entonces pensé: 'yo hago todo eso, y ni siquiera me lo planteo. Es jodidamente deprimente", concluyó.