EUROVISIÓN 2021

Bélgica va con todo a Eurovisión: Hooverphonic garantiza talento y clase

No suele ser habitual que grupos consagrados decidan acudir a certámenes como el de Eurovisión, pero tal es el caso de Hooverphonic cuyo estilo es similar al de Portishead o Massive Attack

Hooverphonic, Eurovisión, música
Eurovisión

No suele ser habitual que grupos con una dilatada trayectoria a sus espaldas decidan acudir a certámenes como el de Eurovisión. De hecho, suele ser más bien al contrario. Los artistas que normalmente acuden a la cita suelen buscar el impulso a sus carreras o al menos darse a conocer. No es el caso de Hooverphonic, una banda de sobrada calidad y reconocida mundialmente.

Y es que a poco que uno investigue un poco sobre la banda formada en 1996, se dará cuenta de la dimensión de la misma. Su estilo incatalogable le ubica próximo a grupos como Portishead o Massive Attack por lo que podemos hacernos una idea del nivel de los representantes belgas para Eurovisión.

De hecho, suyos son varios temas con millones de reproducciones en plataformas como YouTube, Vimeo, o Spotify. Quizá el más famoso de todos sea Mad About You (The Magnificent Tree, 2000), aunque con anterioridad Eden (Blue Wonder Power Milk, 1998) y 2 Wicky (A New Stereophonic Sound Spectacular, 1996) ya habían dado buena muestra de la clase de la banda.

A lo largo de su trayectoria varias han sido las cantantes que han dado voz a los hipnóticos temas de la banda. Liesje Sadonius fue la primera vocalista, aunque solo participó en el álbum de debut y fue reemplazada por Geike Arnaert, que también abandonó la formación en 2008 tras el período más éxitos de la formación. En 2010 llegó Noèmie Wolfs que con el tiempo fue reemplazada por Luka Cruyberghs, ganadora de La Voz Bélgica en 2017.

En 2020, estaba previsto que Hooverphonic representara a Bélgica en Eurovisión con la canción Release Me -interpretada por Luka Cruyberghs-, pero el certamen se canceló y se produjo el regreso a la banda de Geike Arnaert, quizá su cantante más icónica con la que concurren de nuevo al concurso. The Wrong Place es el tema elegido en esta ocasión y es marca de la casa.

Así pues, si fuera por trayectoria y calidad, está claro que Bélgica se convertiría automáticamente en uno de los países con más opciones. Si no de ganar, sí de ocupar alguno de los puestos de privilegio de la clasificación, aunque los códigos 'eurovisivos' son difíciles de interpretar y a priori no figuran como favoritos en las apuestas. Pero si tienes un momento no dejes de disfrutar con su sonido.