MODA

La reestructuración de marcas de El Corte Inglés se lleva por delante a Síntesis, Amitié y Tintoretto

La necesidad de adaptarse a las circunstancias ha provocado que la compañía siga reduciendo la presencia de sus marcas propias, tendencia que se ha acelerado en los últimos tiempos.

El Corte Inglés, Moda
Esfera (Twitter)

Renovarse o morir. El Corte Inglés, bajo la dirección de Marta Álvarez, está reestructurando partes esenciales de su negocio para adaptarse a la difícil situación actual y aumentar su competitividad. En este sentido, la compañía prepara el adiós de tres de sus marcas propias de moda para mujer: Amitié, Síntesis y Tintoretto.

Mientras que la decisión con Tintoretto, según recoge Modaes.es, no es definitiva, Amitié y Síntesis ya no forman parte de su oferta, como ha quedado claro en la actual campaña primavera-verano. Y es que el objetivo de El Corte Inglés no es otro que ir reduciendo paulatinamente el número de marcas propias hasta gestionar un máximo de siete, por lo que se prescindirá al menos de otras dos más.

Y es que en los últimos años la compañía ha emprendido un camino de ajustes que pretende estar completo en la próxima temporada otoño-invierno 2021. En 2013, el grupo contaba con catorce marcas propias y ya en 2017, echó el cierre a Essentials y Studio Classics. Mientras, en 2019, ya bajo la presidencia de Marta Álvarez, anunció la integración de Antea, Zendra y Yera bajo la marca Woman.

Nuevo modelo en tiempos de pandemia

De hecho, la compañía tenía intención de lanzar al mercado nuevas marcas propias, pero ha tenido que optar justo por la senda contraria. Con este panorama, El Corte Inglés negocia en la actualidad con un gran número de firmas de moda femenina para su incorporación mediante la modalidad de córners de gestión propia a sus centros de toda España.

La crisis económica derivada de la sanitaria a causa de la COVID-19 ha supuesto un duro golpe para la histórica compañía, que ha visto cómo uno de sus principales reclamos, el negocio de la moda, se ha visto resentido por la situación generada. Según los últimos datos disponibles, El Corte Inglés registró unas ventas de cerca de 5.000 millones de euros en productos de moda en 2019. Así pues, no es de extrañar que busque la forma de reducir el impacto de la pandemia.