MÚSICA

Bella Poarch, la reina de TikTok, lanza su carrera musical de la mano de Warner

La influencer nacida en EEUU, aunque de origen filipino, batió todos los récords de reproducciones y de 'me gusta' de la plataforma con un lip sync: ahora ha presentado su primer single llamado 'Build a Bitch'.

Bella Poarch, música, TikTok
Bella Poarch

De meteórico fenómeno puede calificarse lo que le está sucediendo a Bella Poarch. Esta norteamericana de origen filipino reside en Hawái, y le bastaron meses para convertirse en la reina indiscutible de TikTok, plataforma a la que se unió en abril de 2020. En algo más de un año ya supera los 66 millones de seguidores y su historia no ha hecho nada más que empezar.

El mismo día que se anuncia a bombo y platillo que la joven de 24 años ha firmado con la multinacional Warner, se ha presentado su primer single, ‘Build a Bitch’, que confirma su imparable escalada a la fama.

"Siento que he encontrado a una familia en Warner. Cuando busqué algunos de los artistas que más significaban para mí musicalmente, como Prince, Dua Lipa y Madonna, me di cuenta de que Warner también había ayudado a todas esas personas en su camino. Así que me siento muy honrada de pertenecer a una familia que me ha dado una oportunidad y cree en mí", explica Poarch, en unas declaraciones publicadas por Billboard.

Bella Poarch: depresión, estrés postraumático y ansiedad

Así pues, sin mayor bagaje que sus vídeos en TikTok, la mayoría de bailes o de lip sync, ha logrado algo muy difícil, sobre todo para alguien que se encontraba en “un lugar realmente oscuro”. Y es que Poarch, que coqueteó con la idea de enrolarse en el ejército, confesaba a finales de 2020 que sufría depresión, estrés postraumático y ansiedad. “Mi vida cambió por una app que alguien me dijo que descargara y aunque sigo combatiendo los mismos problemas ahora tengo un mayor arsenal para combatirlos. Quiero dar las gracias a TikTok por cambiar mi vida, por salvarla”, asegura Poarch.

Y es que su ascenso le ha permitido colaborar con marcas de moda, videojuegos y diferentes tipos de compañías a las que admiraba previamente. Y ahora le ha procurado un lucrativo contrato con una de las multinacionales más importantes del mundo de la música.

“Quiero que otras personas que están atravesando por lo mismo que yo sepan que todo puede cambiar. No abandonéis la lucha y seguid adelante”, concluye en una publicación compartida en diciembre pasado.