CANTORA

Kiko Rivera llega a un acuerdo para vender su parte de Cantora

El DJ e hijo de Isabel Pantoja ha cerrado un acuerdo según desvela 'Diez Minutos' en su portada por 1,5 millones de euros que pondrían en jaque a su madre.

kiko rivera cantora venta cantidad millones 1,5 isabel pantoja deuda banco hipoteca 2,6 complejo hostelero museo paquirri diez minutos

La guerra en la que se ha convertido la relación de Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja, suma en las últimas horas un nuevo capítulo que puede marcar un antes y un después en la historia que se inició en verano con su fuerte desencuentro. Según desvela en su última portada la revista 'Diez Minutos', el DJ ha conseguido cerrar un acuerdo millonario para vender su parte de Cantora y poner en jaque a su madre sobre su decisión de deshacerse o no de la emblemática propiedad de la familia.

Una oferta de 1,5 millones y una propuesta

Después de tres meses de negociaciones, entre las que también ha habido otras de forma paralela con varios inversores, Kiko Rivera finalmente ha aceptado la propuesta que le ofrecieron el pasado mes de febrero desde la empresa 'Compramos Tu Herencia (CTH)'. Este grupo comunicó su oferta a la mujer del DJ, Irene Rosales, a través del programa en el que colabora: 'Viva la Vida'. Las intenciones de esta empresa con Cantora pasan por construir un gran complejo hostelero ideal para grandes eventos, así como un Museo de Paquirri en el que colaboraría Kiko Rivera y que podría haber decantado su decisión.

La cifra por la que se habría cerrado la operación ronda los 1,5 millones de euros, según las informaciones de este mismo medio, pero no sería el único desembolso que están dispuestos a realizar desde esta empresa. CTH también apuesta por comprar la deuda de 2,6 millones de euros que mantienen con un banco por la hipoteca de la propiedad, de tal forma que se convertirían en los totales propietarios de Cantora para continuar con su proyecto.

Ahora la presión recae sobre la propia Isabel Pantoja, que tendría en su mano aceptar esta propuesta y zanjar la polémica que gira en torno a Cantora para iniciar una nueva etapa o rechazarla, en cuyo caso podría llegar a perder la propiedad. En cualquier caso, con esta decisión de Kiko Rivera parecen no haber llegado a buen puerto las intenciones de la cantante de reunirse con su hijo para convencerle de que no vendiese, una posible reunión que avanzó 'El programa de Ana Rosa'.