FAMOSOS

Melinda Gates se escapa a la isla privada de Calivigny tras divorciarse de Bill Gates

La empresaria ha decidido marcharse junto a su familia a uno de los paraísos de Granada, el cual tiene un precio de casi 110.000 euros la noche.

Melinda Gates se escapa a la isla privada de Calivigny tras divorciarse de Bill Gates
JULIEN DE ROSA EFE

El pasado 3 de mayo, Bill y Melinda Gates anunciaron a través de sus redes sociales que iban a tomar rumbos diferentes en sus vidas, divorciándose después de permanecer 27 años juntos, tener tres hijos en común, y con un negocio multimillonario.

Fue a través de un comunicado publicado en sus cuentas oficiales de Twitter donde relevaron que "ya no creemos que podamos crecer juntos como pareja", dejando a sus millones de fans perplejos por la noticia, y es que se trata de uno de los matrimonios más ricos del planeta, y muchas personas dudan sobre cómo se repartirán sus ganancias.

Ahora, tras aclarar su futuro, ha salido a la luz el plan de Melinda Gates, quien según Joe Pompliano y el portal TMZ, ha alquilado la isla privada de Calivigny, situada en el país de Granada.

Una isla de casi 110.000 euros la noche

Desde el portal estadounidense aseguran que su divorcio lo plantearon hace meses, y que Melinda, junto al resto de su familia, se marcharía a esta isla privada para estar todos tranquilos y evitar la presión de los medios de comunicación. Cabe señalar que Calivigny Island tiene un precio de 132.000 dólares la noche (casi 110.000 euros).

Además, para dicho viaje, Melinda planeó marcharse junto a sus familiares, a excepción de su exmarido, Bill Gates, quien no estaba invitado, y es que aun se sopesan varios motivos referidos a su separación, resonando el nombre de Ann Winblad.

¿Quién es Ann Winblad?

Ann Winblad ha sido y es una parte importante dentro de la vida de Bill Gates, pues estuvieron saliendo entre los años de 1984 y 1987, siendo la primera relación seria del dueño de Microsoft. Ella quería casarse, mientras que él no, y fue entonces cuando decidieron romper. Sin embargo, ambos siguen mantieniendo una relación de amistad muy especial.

De hecho, antes de que Bill y Melinda se casasen, el magnate pidió su aprobación a Winblad para casarse con la que ha sido hasta ahora su esposa, seis años después de que rompiesen su relación. Por otro lado, antes de casarse, Bill acordó con Melinda que al menos una vez al año se irían de vacaciones él y Ann juntos. Unas vacaciones que tal y como ella señaló anteriormente, se dedicaban a los deportes de riesgo y a las actividades al aire libre, como tirarse en ala delta y montar en quad.