TELEVISIÓN

Un exaspirante de 'MasterChef 8' revela que Saray casi quema la casa tras su expulsión

Alberto Gras, cuarto clasificado de la edición, ha desvelado que su compañera prendió un trapo en la casa que dormían todos y pudo terminar en desgracia.

Un exaspirante de 'MasterChef 8' revela que Saray casi quema la casa tras su expulsión

'MasterChef' cumplió la pasada noche los 200 programas y en las cocinas expusieron un inmenso mural con fotografías de algunos de los invitados, concursantes y demás rostros que han pasado alguna vez por el talent show culinario. En tantas emisiones ha habido programas históricos tanto para bien como para mal, y en esta última etiqueta encontramos el momento inolvidable, impactante y viral que protagonizó Saray Carrillo en la octava edición. La joven cordobesa, una de las favoritas del público por su sinceridad y su espontaneidad, presentó en la prueba de eliminación una perdiz sin desplumar y sin cocinar sobre un plato y acompañada por varios tomates.

Como era de esperar, Saray fue expulsada minutos después por unos jueces que consideraron el plato que presentó una falta de respeto, más allá de los comentarios que vertió y los gestos que hizo mientras abandonaba las cocinas más famosas de la televisión. Días después de la emisión Saray seguiría despachándose contra cocineros y compañeros, pero lo que no se sabía hasta ahora es que la noche de expulsión pudo terminar en tragedia en la casa que los aspirantes comparten durante su participación en el concurso.

Así lo ha desvelado Alberto Gras, que quedó en cuarta posición en la pasada edición y que se ha encargado de desvelar cómo fue aquella noche. "Nos íbamos a hacer la cena y ella decidió hacerse su cena por su cuenta y no cenar con nosotros", comenzó expresando en declaraciones para el progama 'Va de tele'. Mientras todos los aspirantes se encontraban en el salón de la casa, uno de ellos se percató de que algo no iba bien: "Recuerdo que José Mari dijo: 'Ostras, aquí huele un poco a quemado'".

"José Mari va a la cocina y ve una llama de metro y medio encima de la encimera. Saray se había dejado un trapo encima de la vitrocerámica, no del fuego, que se había incendiado y estaba quemando la madera de arriba de la cocina. Estuvimos a punto de quemarnos en la casa", declaró. En ese momento, Alberto asegura que muchos de los aspirantes pensaron que Saray lo había hecho con toda la intención enfadada todavía por lo que había ocurrido en el plató.

Según él, no cree que fuera así pero destaca que siempre quedará la incógnita: "Seguramente lo hizo sin querer. Se dejó el trapo ahí y se incendió, pero siempre quedará la duda. De hecho se lo fuimos a preguntar. Enviamos a Iván por si acaso, que era el que estaba más fuerte y ella dijo que había sido sin querer, así que hay que creerla", confiesa. "Yo creo que estaba un poco indignada con todo en general y lo pagaba con nosotros, que al final éramos con los que convivía".