CINE

El orgullo de Jorge Sanz por la profesión de su hijo Merlín, que padece fibrosis quística

El actor ha presumido de los éxitos de su hijo como especialista de cine y elogió la manera que tiene de dar a conocer la enfermedad.

El orgullo de Jorge Sanz por la profesión de su hijo Merlín, que padece fibrosis quística
Sergio R moreno GTRES

Jorge Sanz acudió hace unos días a la última edición de la Fashion Week de Madrid para ver en directo el desfile de Ágatha Ruiz de la Prada y lo hizo acompañado de un joven de 18 años al que considera el héroe de su vida: su hijo Merlín. El actor ganador de un Premio Goya se mostró verdaderamente orgulloso de él por la profesión en la que está empezando a despuntar y por cómo ha sabido reponerse a dos durísimos golpes: la fibrosis quística con la que nació y la pérdida de su madre Paloma Gómez en 2019 a causa de un cáncer.

Nacido en 2002, Merlín es el "ojito derecho" de Jorge y ya está comenzando una carrera en el mundo del cine, aunque no del modo que su padre. El joven, que alcanzó la mayoría de edad el pasado mes de septiembre, quiere ser un especialista y está poniendo todo su empeño para convertirse en uno de los mejores: "Llega a prenderse fuego sentado, que es una de las cosas más difíciles. También se tira de 22 metros de altura. Se ha ganado el respeto de los compañeros y de los especialistas veteranos", explicó Sanz en declaraciones para la revista Hola.

"Desde pequeño hago mucho deporte y se me da bien. Me gusta mucho el mundo del espectáculo en el que trabaja mi padre, pero no quería ser actor porque me da un poco de vergüenza", explicó Merlín, que durante años ha acompañado a su padre a rodajes y diversas giras teatrales. El problema es la dificultad que encuentra cada día en su trabajo porque la fibrosis quística que padece hace que requiera un esfuerzo muy superior. "Tiene doble trabajo y doble concienciación. La verdad es que es un chaval admirable, por su nivel de superación y de no tener vergüenza de dar a conocer la enfermedad", explicó Sanz. La fibrosis quística es una enfermedad genética, crónica y degenerativa que afecta a los sistemas respiratorio y digestivo.

Jorge Sanz, arrepentido por errores del pasado

El actor ha sido padre dos veces más. La primera vez fue con Marta, que ahora tiene 30 años y a la que no conoció hasta su mayoría de edad por, según él, una mala conducta que tuvo durante su juventud: "No hay un día que no me arrepienta de no haber reaccionado a tiempo". Por otro lado, hace seis años dio la bienvenida a Lope junto a Aurelie Domínguez, la mujer de su vida.

"Gracias a mis hijos y a Aurelie, que me han salvado la vida. Intenté casarme con ella dos veces, pero al final no pudo ser. Ahora estoy en ello", confesó para Hola. El actor atraviesa un excelente momento actualmente gracias a haber dejado atrás adicciones que dominaron su vida años atrás: "No hay que tener vergüenza ni nada, cuando uno necesita ayuda, la pide".