'SUPERVIVIENTES'

Tom Brusse y Melyssa recuerdan su vida sexual: "Me encantaba"

El francés y la catalana, que cortaron su relación tras su paso por 'La isla de las tentaciones' están acercando posturas en Honduras.

Tom Brusse y Melyssa recuerdan su vida sexual: "Me encantaba"

Tom Brusse y Melyssa Pinto fueron una de las parejas protagonistas de la segunda edición de 'La isla de las tentaciones'. Los jóvenes llevaban ocho meses juntos cuando llegaron a República Dominicana, y su relación estalló por los aires cuando el francés decidió liarse con una de las tentadoras, Sandra Pica, con la que continúa a día de hoy.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Tom Brusse (@tombrusse)

Sin embargo, tras su ruptura en la isla y sus primeros, tensos reencuentros en los platós de Telecinco, Tom y Melyssa han ido poco a poco mejorando su relación. Y ahora que los dos se encuentran concursando en 'Supervivientes', los espectadores están pudiendo presenciar cada semana cómo gran parte de la química de antaño continúa todavía viva entre ambos.

En el último programa del reality, emitido ayer, se pudo ver incluso al francés y la catalana charlando de forma muy espontánea sobre sexo. Ante la atenta mirada de Sandra Pica, que observó las imágenes desde el plató, la pareja apareció junto a Marta López, por la noche, en la playa. Tom, muy hambriento, estaba compartiendo con sus compañeras su sueño de desayuno, cuando Marta, a modo de broma, le soltó: "Jorge te ha dicho que podemos hacer un francés".

Melyssa parecía desconocer el significado del término, algo que Tom y Marta encontraron muy divertido. "Ya tienes edad para saberlo", le espetó la colaboradora de Telecinco. "Debe ser una cosa sexual, el francés ese", tanteó Melyssa. "Un poco", añadió Tom, entre risas. Melyssa confesó entonces que lo único que conocía, en cuanto a "gentilicio" sexual se refiere, es "la cubana", y no dudó en detallarle a Tom en qué consiste esta práctica sexual.

Marta, un poco pasmada por la conversación, les preguntó entonces a los dos lo siguiente: "¿Pero vosotros qué hacíais, jugar al parchís?". "No voy a hablar de mi relación", contestó Tom, antes de agregar de forma pícara "pero me encantaba". "¿Entre francés y cubana, qué prefieres?", le preguntó entre risas a Melyssa, que contestó con un "ninguno", deseosa de cambiar de tema.

Tras las bromas, la charla acabó volviéndose más sentimental. Melyssa reconoció haber conseguido apagar su rencor y volver a ver al Tom "con buen corazón", y el francés admitió que, si Melyssa le hubiese hecho a él lo que él le hizo a ella durante 'La isla de las tentaciones', también le hubiese dolido.