TELEVISIÓN

Sale a la luz el dineral que se ha dejado Marta López en operaciones estéticas

'Viva la vida' ha invitado al plató a un doctor que se ha dedicado a analizar algunos de los retoques de la concursante de 'Supervivientes'.

Sale a la luz el dineral que se ha dejado Marta López en operaciones estéticas

Marta López ha puesto rumbo a Honduras como nueva concursante de 'Supervivientes'. El reality más extremo de nuestra televisión dio su pistoletazo de salida la semana pasada con un plantel de famosos de lo más diverso, y muy dispuesto a afrontar los muchos desafíos de convivir en la isla.

Y a la hora de las rencillas y tiranteces, tan inevitables en este formato, los ojos de gran parte del público están puestos en la colaboradora televisiva, que tendrá que lidiar en las playas caribeñas con la presencia de Alexia Rivas, otra de las concursantes (y con la que ha tenido ya un primer enfrentamiento).

Mientras tanto, aquí en España, el programa 'Viva la vida' decidió ayer hacer un repaso de la transformación física que ha experimentado López con el tiempo. El espacio presentado por Emma García invitó al doctor José Manuel Gómez Villar para que analizara los numerosos retoques estéticos a los que se ha sometido la concursante desde que saló a la fama, hace ya más de dos décadas, con su participación en 'Gran Hermano'.

Y es que López ha invertido mucho tiempo y una cantidad ingente de dinero en mejorar su imagen: el doctor pudo reconocer hasta diez intervenciones distintas, lo que se traducirían en, aproximadamente, unos 28.500 euros.

Gómez Villar señaló, en primer lugar, una rinoplastia, una elevación de pómulos y un relleno de labios. Así mismo, la colaboradora se habría tratado las ojeras con ácido hialurónico y habría recurrido al bótox en varias zonas del rostro, como la frente, el entrecejo y las patas de gallo. El doctor apuntó así mismo a un tratamiento con un cóctel de vitaminas que tendría la función de otorgar una mayor luminosidad a la cara.

En cuanto al cuerpo se refiere, el experto ha listado una mamoplastia, con un posterior cambio de prótesis, y varias intervenciones para perder peso, tanto en el abdomen como a través de un balón intragástrico. Estas visitas al quirófano le habrían hecho perder unos 11 kilos en total.