FAMILIA

Tamara Gorro revela sus deseos frustrados de adoptar a un niño

La influencer y pareja del futbolista Ezequiel Garay ha hablado en una entrevista con la revista 'Diez Minutos' de los deseos de ambos de ampliar la familia con un niño africano.

tamara gorro ezequiel garay adopción uganda precio cifra 70.000 euros abogado redes sociales

La influencer Tamara Gorro es una de las personalidades que más uso hace de las redes sociales y en estas aplicaciones acostumbra a compartir con sus seguidores todo tipo de contenidos, en especial imágenes y vídeos en las que presume de estampa familiar. La vida que desde hace unos años comparte con el futbolista Ezequiel Garay les dio la oportunidad de ser padres por partida doble, aunque el deseo de ambos siempre ha sido el de ampliar la familia.

La historia de su intento de adopción

En las últimas horas, la que fuese exconcursante de Mediaset ha concedido una entrevista a la revista 'Diez Minutos' donde se ha sincerado como nunca lo había hecho antes. "Hace tres años íbamos a recoger a un niño en Uganda. Mi hija ya conocía a Dylan por fotos", comenzó revelando la propia Tamara Gorro sobre el proceso de adopción que había decidido iniciar y llevar a cabo junto al futbolista argentino para ser uno más, aunque no todo se dio como esperaban,

"Primero nos cambiaron la fecha, luego los test psicológicos, el siguiente paso era el de elegir el sexo. A mí me daba igual, yo lo único que quería es que fuese un niño necesitado de amor. Y nos mandaron las fotos de Dylan. En ese momento, ya se lo contamos a nuestra familia", amplió sobre el momento en el que todo comenzó a tomar forma y a ilusionar no sólo a la pareja sino también a su entorno más cercano.

Sin embargo, sus deseos se truncaron cuando recibieron la llamada de su abogado, encargado de todas las gestiones necesarias para que Dylan pasase a formar parte de la familia de Ezequiel Garay y Tamara Gorro: "Nos llamó el abogado para decirnos que teníamos que pagar de 60.000 a 70.000 euros. En ese momento, Eze y yo nos miramos y decidimos que no íbamos a comprar un niño", reconoció visiblemente afectada.

Estos últimos años no han sido ni mucho menos fáciles para la influencer y su familia que, además de este revés en su adopción, han tenido que apoyar a su hijo pequeño, Antonio, por unos problemas de salud, sumada a la grave lesión que recientemente superó el futbolista. La influencer también aprovechó para hablar sobre lo que es estar casada con un futbolista: "Yo soy tal cual me ves, pero te casas con un futbolista y ya está: le tienes que querer por su dinero y no quieres dar un palo al agua. Yo no soy así, no puedo estar parada. Yo encerraba a la gente que usa la palabra 'braguetazo'. Yo he llegado a trabajar gratis hace años para demostrar que podía hacerlo", sentenció.