FAMOSOS

Pablo Motos rinde un sentido tributo a Quique San Francisco: "Era un genio y un sabio"

El presentador de 'El Hormiguero' abrió su programa de anoche con un largo y emotivo discurso de homenaje al fallecido actor, a quien conoció bien.

Pablo Motos rinde un sentido tributo a Quique San Francisco: "Era un genio y un sabio"

El actor y humorista Quique San Francisco falleció ayer a los 65 años a causa de una neumonía necronizante, tras varias semanas ingresado en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. A lo largo del fin de semana, su estado de salud había empeorado considerablemente.

La partida del artista, muy querido en nuestro país y con una larga trayectoria en el cine, la televisión y el teatro, ha generado una oleada de mensajes en las redes sociales, en la que muchos compañeros de profesión y personalidades del mundo de la cultura y el audiovisual han querido rendirle homenaje.

Uno de los tributos más emotivos ha llegado de mano de Pablo Motos, que ayer, durante el monólogo de apertura de 'El Hormiguero', quiso dedicarle unas sentidas palabras al que fuera su amigo. Con gravedad, pero con mucho cariño, Motos elogió a San Francisco por su integridad, su sentido del humor y su carácter independiente y libre, recordando así mismo algunos de los momentos que compartió junto a él a lo largo de los años.

El emotivo discurso de despedida de Pablo Motos

"A mí Enrique me enseñó a estar en un escenario, a sobrevivir en Madrid, a entender a los artistas y también me enseñó hasta qué punto puede ser libre una persona", comenzó, "Tú puedes ir a trabajar, tener un horario y obedecer a un jefe, o no. Si no te da la gana, no. Y a Enrique no le daba la gana y como era libre, eligió vivir el lado salvaje de la vida. Y los que estábamos cerca de él nunca nos aburríamos".

Pablo Motos y Quique San Francisco en un programa pasado de 'El Hormiguero'.

Motos recordó el estilo de vida del actor, que, fiel a sus principios, atravesó momentos complicados: "A veces no tenía dinero, a veces le quitaban la luz, a veces se metía en problemas, pero si le preguntabas cómo estaba, siempre te decía 'bien, yo siempre estoy bien'. Enrique era un genio y un sabio. Era el mejor".

El presentador destacó así mismo el optimismo de San Francisco, que "evitaba" siempre hablar en serio y que tenía una fe inquebrantable en la bondad humana. "Un día que le estaba liando muchísimo contra sí mismo, le pregunté si no se daba cuenta de que eso iba a acabar fatal y me contestó: 'Eso no pasará. Siempre que estás desesperado aparece una buena persona y te ayuda'", rememoró.

Las experiencias vitales siempre fueron mucho más importantes para el actor que el dinero, según apuntó también Motos, que reveló que el intérprete solía decirle lo siguiente: "'Tienes que conocer a gente de todas partes, Pablo. Yo no necesito tener un barco como tú, solo necesito tener un amigo que tenga un barco'".

El valenciano ha recordado, así mismo, que cuando el actor recibió una indemnización tras el sonado accidente de moto que sufrió, él le insistió para que pagara sus deudas y se organizara. Pero San Francisco le respondió de esta guisa: "''Pablo, si me pagan hoy 100 millones, mañana me voy a gastar 110'". El presentador añadió además que "su padre, que estaba al lado, dijo: 'Muy bien dicho hijo'".

"Todos queríamos a Enrique, porque te hacía sentir debilidad por él. Y por ahí entraba y te robaba el corazón para siempre ya. Enrique era noble, era buena persona, era solidario y era muy valiente. Delante de él jamás se cometía una injusticia. Le daba igual perder el trabajo o meterse en un pelea. Jamás nadie cometió una injusticia en su presencia porque Enrique también era un héroe", continuó Motos, antes de resaltar también sus muchos logros profesionales y su vasto anecdotario existencial.

"A Enrique la vida le dio libertad, aventura y un cuerpo y un espíritu indestructibles", aseguró el presentador, antes de acabar su discurso con unas palabras igual de emocionantes: "Ahora se ha marchado con esa elegancia que fue siempre su firma y todos le recordaremos con la imagen más impresionante de esta Navidad, Enrique con su capa y su guadaña riéndose de la muerte" (en referencia al anuncio de Campofrío).

"Seguramente esa fue su última gamberrada", concluyó Motos, "Pero, ¿sabéis lo que más le gustaba a Enrique del mundo? Divertirse. Y eso es lo que vamos a hacer esta noche para honrar su memoria y para hacerle el homenaje que se merece como a él le gustaría que se lo hiciésemos".