ACOSO SEXUAL

James Franco llega a un acuerdo con dos de las alumnas que le demandaron

El cineaste estadounidense fue acusado de intimidar a sus alumnas para que interpretasen escenas de "tipo orgía" en sus clases con la posibilidad de participar en sus películas.

james franco acuerdo alumnas explotación sexual abuso #metoo escuela interpretación orgía

El actor James Franco es uno de los más conocidos del panorama cinematográfico en Estados Unidos, aunque desde hace un tiempo ha sido más protagonista en los tribunales que en la gran pantalla. El intérprete estadounidense fue demandado por varias de las alumnas de su escuela de interpretación por, supuestamente, intimidarlas con el fin de obtener situaciones sexuales gratuitas, aprovechándose de ellas.

El proceso se inició en 2018

Este pasado sábado, los abogados de las demandantes han anunciado que han llegado a un acuerdo preliminar con los representantes del actor para retirar las acusaciones de dos de las alumnas. Es el caso de las ya actrices Sarah Tither-Kaplan y de Toni Gaal, las cuales decidieron iniciar este proceso judicial contra el actor en el año 2018, alegando que les presionaba para que interpretasen escenas sexuales cada vez más explícitas en un “contexto de tipo orgía”.

James Franco, según las mismas, “intentaba crear una fuente de mujeres jóvenes sometidas a su explotación sexual y profesional en nombre de la educación”, llegando a hacer creer desde la escuela a sus alumnas que habría posibilidades de participar en las películas que dirigía el actor si aceptaban las condiciones. Después de que el caso viera la luz, los representantes del actor han estado negociando con las demandantes un acuerdo que finalmente se ha producido este fin de semana.

Sus abogados desmarcan el caso del movimiento #MeToo

Se desconoce, sin embargo, si este acuerdo esconde alguna cantidad económica generosa por parte de James Franco y que haya terminado por acelerar el desenlace del mismo. Los propios abogados del actor han querido aplaudir el movimiento #MeToo, por el cual se han destapado varios casos de abusos sexuales en Hollywood, de tal manera que alejan el caso de James Franco de este movimiento y rechazan las “alegaciones falsas y sensacionalistas, sin base legal presentadas como demanda colectiva con el objetivo evidente de acaparar toda la publicidad posible para unas demandantes que buscan atención”.

Este acuerdo llega después de que el propio James Franco se mostrase abierto a solucionar las cosas en una de sus últimas entrevistas, donde señaló que “si he hecho algo mal, lo arreglaré. Debo hacerlo”. El acuerdo sólo atañe a dos de las demandantes, por lo que las acusaciones de las otras tres alumnas podrían volver a presentarse, aunque fuera de la demanda colectiva con la que se inició el caso.