NBA

Juliana Carlos pide perdón a LeBron James y recibe una oferta de una web para adultos

La joven 'influencer' que discutió con la estrella de los Lakers en medio de un partido ante Atlanta Hawks ha dado marcha atrás con un comunicado.

La sonada bronca protagonizada por LeBron James y una influencer en medio de un partido de la NBA en la madrugada del lunes sigue ocupando titulares, pese a que tan solo duró unos segundos hasta la expulsión de la joven y de su marido. Ahora la protagonista, llamada Juliana Carlos, ha dado marcha atrás y ha emitido una disculpa pública por su forma de actuar y por quitarse la mascarilla en plena disputa.

"Sobre lo sucedido... La situación escaló rápidamente y quiero disculparme por perder las formas y quitarme la mascarilla en el calor del mundo", explicó. "Mi esposo es un gran fan de los deportes y somos gente muy apasionada, así que seamos honestos: el deporte no sería deporte sin un poco de trash-talk (insultos y comentarios para intimidar o molestar a un rival en el campo de juego)", agregó la seguidora de los Atlanta Hawks.

Además, también se refirió al momento concreto en que tuvo sus más y sus menos con LeBron, contra el que se había despachado a través de las redes sociales minutos después de la pelea con mensajes que después borró. "¿Me puse a la defensiva? Sí. ¿Usé un lenguaje ofensivo? Sí. Y asumo mi responsabilidad por ello", confesó durante su disculpa. Unas palabras que confirman que insultó a la estrella de los Lakers y que difieren de lo que dijo en un primer instante, pues aseguró que ella solo le había dicho que no hablase con su marido y que fue el jugador el que la llamó "zorra" inmediatamente.

Aumento de seguidores y una oferta de una web para adultos

La mediática disputa podría traerle grandes beneficios a Juliana Carlos, pues en apenas día y medio ha conseguido aumentar en más de 30.000 su número de seguidores en Instagram. Además, en las últimas horas ha recibido una suculenta oferta por parte de una web de contenido para adultos, que ha intentado aprovechar el revuelo para lucrarse gracias a la figura de la esposa de Chris Carlos, un empresario de la industria de la bebida con una fortuna en su poder.

"Teniendo en cuenta que eres una modelo de Instagram con solo 45.000 seguidores (y creciendo), nos gustaría hacerte una oferta para que explicases lo sucedido a una audiencia global de millones de espectadores en CamSoda", expresó la web en las redes sociales. Sin embargo, la oferta no es simplemente por una explicación, sino que pretenden que lo haga enseñando su pecho: "Siendo una plataforma de webcams para adultos, también puedes mostrar tus 'balones de baloncesto' al mundo. Al aparecer en CamSoda durante una hora, con la posibilidad de un show XXX, te compensaríamos con 50.000 dólares".