REDES SOCIALES

Laura Matamoros revela que padece la misma enfermedad que su padre, Kiko Matamoros

La influencer ha compartido con sus seguidores cuál fue el peor día de su vida, cuando le detectaron lo mismo que al colaborador de 'Sálvame'.

Laura Matamoros revela que padece la misma enfermedad que su padre, Kiko Matamoros
Instagram

Las redes sociales han demostrado ser un lugar donde los famosos e influencers se sinceran sobre su vida personal y profesional. La última en hacerlo ha sido Laura Matamoros, quien ha recordado cuál fue el peor día de su vida.

Laura ha comenzado explicando que fue en el mes de diciembre de 2019, cuando acudió al oftalmólogo porque sentía molestias: "Me daban muchas vibraciones, no en el párpado, sino en el ojo, y en los aviones tenía mucha presión. Además tenía unos pinchazos muy profundos", ha comenzado señalado.

"Fui al oftalmólogo y cuál fue mi sorpresa. Me derivaron corriendo para hacerme un TAC y hacerme pruebas. Fue el peor día de mi vida", apuntó. Y es que no sabía nada de "qué es lo que podía pasar", dándole vueltas a la enfermedad que podía tener.

La enfermedad de su padre

La influencer reveló después que padece la misma enfermedad que su padre, Kiko Matamoros: "Había que descartar que no fuera un tumor en la cabeza y después de descartarlo, descartar la esclerosis múltiple. Me sobrepasó un poco pensar que podría llegar a tener una enfermedad. A raíz de todo esto me diagnosticaron que tengo un glaucoma de tensión baja. Normalmente son de tensión alta", ha apuntado.

Pero además, su glaucoma ha traído consigo otro problema que afecta a su vista: "Aparte tengo dañado el nervio óptico, lo cual veo muy poquito y de la mitad del ojo para abajo apenas tengo visión", ha explicado en sus stories.

A Kiko Matamoros le diagnosticaron la misma enfermedad hace casi diez años, y en ese tiempo ha perdido toda la visión de su ojo derecho, pero aun puede ver un poco por su ojo izquierdo, aunque no por mucho tiempo.

"Hace nueve años y pico me diagnosticaron el glaucoma. Tenía entonces un cuarenta y tantos por ciento de visión en el ojo derecho y un poquito mermada la del ojo izquierdo. Hoy ya no tengo visión en el ojo derecho. En el otro tengo la suficiente... Voy perdiendo visión, pero espero que la cosa tarde", explicó con anterioridad el colaborador de 'Sálvame'.

"Los nervios ópticos ya están afectados y no hay operación posible, ni un tratamiento que acabe con todo esto. Es muy duro todo esto, sobre todo psicológicamente, pero no puedo hacer otra cosa. Lo que sí tengo claro es que el día que me quede ciego me quito de en medio, porque no quiero ser una carga para nadie", añadió.