REDES SOCIALES

Carla Barber presume de su gran cambio físico mientras se recupera de su lesión

La cirujana, días después de su accidente en la nieve, ha recurrido a las redes sociales para enseñar la evolución de su trasero con el paso de los años.

Carla Barber presume de su gran cambio físico mientras se recupera de su lesión

Carla Barber sigue con su gran actividad en las redes sociales a pesar del accidente que sufrió hace tan solo unos días en la nieve. La popular cirujana estética tiene que estar de reposo, y eso no ha hecho más que ayudar a que aumente su presencia en Internet, y muestra de ello es la comparación que ha hecho en Instagram enseñando lo mucho que ha cambiado su trasero en los últimos años.

Concretamente se ha centrado en fotografías de ella en bikini, una de septiembre de 2018 y otra de este mismo verano donde ya aparecen los brazos de su novio, Diego Matamoros. En la imagen de la izquierda se ve a Carla con una gran figura, pero sin las curvas que ahora atesora. En el lado contrario, la forma se asemeja más a la que ella siempre deseó gracias en gran parte a la ayuda de una máquina de su clínica que permite precisamente eso. "Ambas fotos fueron sacadas sin saber que me las estaban sacando", detalló.

Sin embargo, no fue la única imagen que compartió, pues inmediatamente después quiso insistir en esa "absoluta diferencia" con otras dos fotografías tomadas en épocas diferentes de su vida. La joven, no cabe duda, está muy orgullosa del tratamiento que ha llevado a cabo para realzar sus glúteos y más aún del resultado que ha obtenido.

Sin que el trabajo le quite gran parte de su tiempo, Carla ha podido bucear por la galería de su móvil y ha encontrado fotos de su pasado que ha querido sacar a la luz. Tan solo unas horas antes, Barber mostraba unas instantáneas de hace casi cinco años, y también se puede ver el notable cambio físico al que se ha sometido.

La doctora espera ansiosa a que avance su recuperación y ha confesado que se está administrando ella misma la heparina, aunque tiene un truco para que no le salgan moratones con cada inyección: utilizar hielo antes de pinchar. "El lunes me quitan la férula, me pondrán una rodillera, comenzaré la rehabilitación y empezaré a currar", declaró.