PUBLICIDAD

Pamela Anderson y Warwick Capper, protagonistas del anuncio más ofensivo del año

La actriz y el exdeportista australiano se llevan la primera posición de la lista debido a su controvertido vídeo promocional de Ultra Tune.

Actualizado a

Hacer una buena campaña publicitaria es complicado. Muchas marcas han metido la pata con el marketing y han conseguido el efecto más indeseable posible a la hora de intentar dar conocer el producto o servicio con el que aspiran a seducir al máximo a los potenciales consumidores: enfadar al público.

Según ha dado a conocer el diario Sunday Herald Sun, parece que el premio al anuncio más polémico de este 2020 se lo ha llevado Ultra Tune, una empresa australiana de asistencia en carretera y servicio automotriz. Y eso que la compañía contó con dos grandes estrellas para filmar su campaña publicitaria: la actriz Pamela Anderson y el exjugador de fútbol australiano Warwick Capper, toda una leyenda nacional en esta disciplina.

El anuncio presenta a Warwick conduciendo un coche de playa junto al mar acompañado de una joven en biquini. En cierto momento, Anderson hace su aparición interpretando a un personaje que supone un guiño claro a su papel de Casey Parker en la serie que la lanzó al éxito, 'Los vigilantes de la playa'. Embutida en un traje de surf oscuro, con la tabla bajo el brazo y luciendo sus célebres curvas, la actriz dedica a Warwick una sonrisa que basta para que este quede boquiabierto y pierda el control del vehículo, ante el evidente cabreo de su acompañante.

La voluptuosa visión de Anderson acaba provocando que Warwick estrelle el coche en la orilla, teniendo que enfrentar la inminente llegada de una descomunal ola. "Ya estamos otra vez", se queja la actriz, antes de acudir a socorrer al exfutbolista junto a otras cuatro 'vigilantes'. Una vez es arrastrado a la orilla, Warwick espera recibir la ayuda de Anderson a través de la maniobra del boca a boca, pero en el último instante, aparece otro socorrista dispuesto a encargarse de la ventilación. "Tú no eres Pamela", se queja el deportista, antes de resignarse al sustituto.

Según Ad Standards, el organismo encargado de gestionar el proceso de resolución de quejas del sistema de autorregulación de la publicidad australiana, el anuncio suscitó 315 quehas formales. Las críticas se centraron en el presunto sexismo de la campaña, señalando que esta degradaba a las mujeres y promovía su objetivación. Por otro lado, no es la primera vez que Ultra Tune tiene que afrontar este tipo de acusaciones de cosificación sexual en sus anuncios.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?

Te recomendamos en Tikitakas