ELA

Muere a los 37 años Pat Quinn, cofundador del 'Ice Bucket Challenge'

Fue uno de los que más se implicó en dar visibilidad a la ELA junto a su amigo Pete Frates, fallecido el año pasado también a causa de esta enfermedad.

pat quinn ice bucket challenge reto hielo viral redes sociales ela esclerosis lateral amiotrofica muerte 37 años cofundador reto

Una de las cosas más maravillosas que pueden ofrecer las redes sociales son algunas de las iniciativas solidarias que van de la mano de los conocidos 'challenges'. Uno de los que más se viralizó fue el famoso 'Ice Bucket Challenge', reto al que se sumaron millones de personas y especialmente muchos famosos para luchar contra la Esclerósis Lateral Amiotrófica (ELA) y que consistía en tirarse un cubo de agua helada o agua con hielo por encima y subirlo a las redes.

En 2014 el reto se viralizó

Su creación se remonta al año 2014, momento en el que dos amigos desafortunadamente son diagnosticados con esta enfermedad y ambos deciden poner todo lo que está en sus manos para darle visibilidad. Pat Quinn y Pete Frates consiguieron algo que pocos han logrado, y es que con este reto viral recaudaron más de 200 millones de dólares, ayudando de una manera inmejorable a la investigación de esta enfermedad neurodegenerativa.

En las últimas horas, se ha conocido la noticia del fallecimiento de uno de ellos, Pat Quinn, a los 37 años después de llevar varios años luchando contra ella. La noticia de su muerte llega después de que hace apenas unos días el propio Quinn compartiese uno de sus últimos mensajes en redes sociales, ya desde el hospital. "Una nueva forma de vida después de la traqueotomía, ¡pero esto es vivir y es lo que hay que hacer! La última vez que salí del hospital volví un día después con neumonía", señaló entonces.

Su cofundador murió el año pasado a los 34 años

Gracias a él y a su amigo Pete Frates, en los últimos años se ha podido avanzar en la investigación contra la ELA, que también causó la muerte de su otro cofundador. Frates falleció el año pasado después de luchar también contra esta enfermedad siendo más joven que Pat Quinn, puesto que su muerte le llegó a los 34 años.

Sin duda una noticia de lo más triste, aunque para siempre quedará el recuerdo de lo que hicieron al ser diagnosticados con esta enfermedad y que no fue, ni mucho menos, quedarse de brazos cruzados y sí aprovechar al máximo el juego que pueden dar las redes sociales. Desde entonces, dieron ejemplo a otros retos virales solidarios que se han ido dando estos últimos años, aunque pocos han conseguido los 220 millones de dólares que sumaron gracias a la participación de actores, deportistas y personalidades varias de todo el mundo.