EEUU

Las lágrimas de Will Smith al hacer las paces con su 'enemiga pública número 1'

La estrella de Hollywood se ha reconciliado 27 años después con Janet Hubert, que interpretó a tía Viv en 'El príncipe de Bel Air', en una emotiva conversación.

Las lágrimas de Will Smith al hacer las paces con su 'enemiga pública número 1'

El pasado jueves, HBO Max emitió el esperadísimo reencuentro de 'El Príncipe de Bel Air', organizado con razón al 30 aniversario del primer episodio de la serie. Como era de esperar, el especial estuvo cargado de muchos momentos emocionantes, pero sin duda alguna, el que se llevó la palma fue el del alto al fuego que escenificaron Will Smith y Janet Hubert, tras décadas de batalla mediática.

Para entender la trascendencia de este inesperado acuerdo de paz, hay que remontarse al final de la tercera temporada, momento en el que la actriz abandonó la serie y fue reemplazada en su rol de tía Viv por Daphne Reid. Entonces, Hubert acusó a Smith de presionar a los responsables de NBC, la cadena que emitía la serie, para que la forzaran a marcharse. Y a lo largo de los años, los ataques de la artista a Smith han sido continuos, convirtiéndose, a ojos del público, en la enemiga número 1 de la estrella de Hollywood.

Pero el reencuentro de HBO Max sirvió para aclarar las cosas y para que los dos actores cerraran finalmente sus heridas y decidieran enterrar el hacha de guerra. Hubert declaró que la razón verdadera por la que decidió no continuar en la sitcom fue que el contrato que la ofrecieron era muy pobre, y por entonces, ella estaba atravesando un momento personal duro, con su marido en el paro. Y Smith, por su parte, ha reconocido que pudo haber puesto "las cosas más difíciles para Janet", que acabó perdiendo su reputación en la industria.

Y ayer, en el programa que conduce Jada Pinkett-Smith, el actor decidió compartir algunos momentos inéditos de su charla con Hubert, en los que se puede apreciar el impacto que la pelea tuvo en la vida privada y pública de la actriz. "Sentía que me odiabas", le confesó el actor, a lo que ella, al borde de las lágrimas, replicó lo siguiente: "Odié lo que hiciste. Me quitaste una carrera de 30 y tantos años. Fuiste demasiado lejos cuando eras más joven y sé que siempre querías ganar".

Smith no trató de defenderse de este último comentario. "Fui demasiado lejos", admitió, "y dije cosas a gente que no sabían callarse esa información". Hubert, que se lamentó de que todo el conflicto se hubiera convertido para ella en una "sentencia de 30 años" para ella, detalló además algunas de las humillaciones que sufrieron ella y su familia por parte de fans del actor: "Pegaron a mi hijo. Le estamparon una galleta en la cara y le dijeron: 'Tu madre es una puta'. La gente me mandaba mensajes odiosos por Instagram: '¿No estás muerta ya?' Quiero a Will. ¿Por qué no te mueres?' Fue duro".

Las confidencias que ambos intercambiaron acabaron provocando que, en cierto momento dele special, se vieran obligados a abandonar brevemente el set para tomarse un respiro. Y el propio Smith no pudo evitar las lágrimas en cierto momento. Afortunadamente, como se pudo ver en el material emitido en HBO Max, la conciliación acabó de forma cálida. "No podía organizar un 30 aniversario de la serie y no celebrar tu contribución al show y a mi vida", le reconoció el actor. Y Hubert aseguró que la charla había sido "curativa", clausurando así para siempre tres décadas de hostilidad.