MÚSICA

Britney Spears pierde la demanda contra su padre y no cantará mientras él sea su tutor

Los abogados de la estrella pop aseguran que tiene miedo a su progenitor y no actuará hasta que no deje de controlar su dinero y su carrera.

Britney Spears pierde la demanda contra su padre y no cantará mientras él sea su tutor

Britney Spears ha perdido el juicio que disputaba frente a su padre Jamie para que dejara de ser su gestor y administrador de sus más de 60 millones de euros. La jueza de Los Ángeles Brenda Pennyse anunció el fallo y no ha sido bien acogido por la artista, puesto que poco después sus abogados manifestaron que ante el temor que siente hacia su progenitor, "no volverá a actuar si él sigue a cargo de su carrera".

A pesar de su negativa a suspender a Jamie Spears, la jueza ha mostrado su disposición para escuchar más argumentos por parte del abogado de Britney el próximo 16 de diciembre en una nueva audiencia. Hasta esa fecha, el equipo legal de la estrella pop trabajará para conseguir que recupere el control de su vida, de su dinero y de su carrera después de 12 años bajo una tutela judicial ejercida por su padre.

Ver esta publicación en Instagram

💋💋💋

Una publicación compartida de Britney Spears (@britneyspears) el

Todo comenzó en 2008 en medio una época de inestabilidad emocional y mientras combatía con sus problemas de salud mental. Perdió la custodia de sus dos hijos y se anticipaba lo peor, pero afortunadamente gracias a esta medida lograron encauzar a la joven. Sin embargo, hace unos meses comenzó a luchar para que su padre dejara de ser el tutor de sus bienes y provocó un movimiento en las redes sociales bajo el título de 'Free Britney'.

En su defensa, James Spears alegó que ha hecho bien su trabajo llevando el patrimonio de su hija hasta los 60 millones de euros después de haber estado en deuda y de haber hecho frente a demandas por varios millones. Incluso su abogada aseguró que su relevo podría poner en peligro la fortuna de la artista.

Britney, por su parte, ha continuado desarrollando su carrera desde entonces lanzando tres álbumes, completando dos años de actuaciones en Las Vegas y participando como juez en la edición estadounidense de 'Factor X'. Todo ello pretendían que sirviera para conseguir su libertad, pero finalmente no ha sido así.