TRIBUNALES

La millonaria cifra que había en juego en el divorcio entre Mainat y su mujer

Según LOC, el divorcio de Josep Maria Mainat y Dobrowolski suponía que la hispano-alemana dejaría de recibir una considerable cantidad de dinero.

La millonaria cifra que había en juego en el divorcio entre Mainat y su mujer
Twitter (@MainatJM)

La vida de Josep Maria Mainat ha dado un vuelco gigantesco. El que fuera integrante del conocido grupo musical 'La Trinca' y excofundador de la productora Gestmusic, entró en coma el pasado mes de junio a causa de un supuesto intento de asesinato por parte de su última mujer, Ángela Margarita Dobrowolski Garrido.

Este caso está siendo llevado a cabo por el juez de instrucción número 32 de Barcelona, y se especula que la que fuese mujer de Mainat habría tratado de matarle para evitar divorciarse -algo de lo que se había enterado gracias a varios emails- . Ésta lo habría hecho suministrándole insulina en repetidas ocasiones mientras él dormía, provocando que el productor, siendo diabético, terminase entrando en coma.

El divorcio suponía decir adiós al dinero

Según informa La Otra Crónica (LOC), la causa por la que Dobrowolski habría intentado asesinarle es con el fin de no divorciarse y obtener así una herencia millonaria gracias a Mainat. Se habla de varias decenas de millones de euros, y es que sólo con la venta de la productora a Endemol en 2002, el catalán se desembolsaría 90 millones de euros

Además, Josep Maria Mainat posee varias sociedades y una inmobiliaria, por lo que un divorcio con la hispano-alemana supondría para ella la pérdida de una herencia más que considerable.

Su relación con Ángela Margarita Dobrowolski

Josep Maria Mainat llevaba con su mujer 12 años de casados, siendo ella 35 años menor. Ángela Margarita Dobrowolski era una mujer poco conocida a nivel social, pero de la que se enamoró el exproductor desde el principio.

Sin llamar mucho la atención, el matrimonio vivía junto a sus dos hijos -Jana, una niña nacida en 2012, y Joan Ramón, un niño nacido en el 2015- en el barrio barcelonés de Horta-Guinardó, donde también residía su expareja Rosa María Sardá (que falleció a causa del cáncer).

A sus dos hijos con Dobrowolski hay que añadir otros tres, siendo Pol, de 45 años, el mayor -hijo de Rosa María Sardá-, y otros dos hijos adoptados con su otra pareja.