CINE

Pierce Brosnan pone a la venta por 100 millones su mansión inspirada en James Bond

El actor ha decidido vender su casa de Malibú, diseñada a mimo por su esposa con el estilo tailandés que le enamoró en 'El mañana nunca muere'.

Pierce Brosnan pone a la venta por 100 millones su mansión inspirada en James Bond

Pierce Brosnan ha decidido poner a la venta uno de sus mejores inmuebles, una majestuosa mansión situada en Malibú inspirada en las películas de James Bond que su mujer ideó como la casa de sus sueños. Así lo asegura The Wall Street Journal, que defiende además que la decisión del actor ha sido tomada después de que sus hijos se independizaran y el matrimonio pasara la mayor parte del tiempo en Hawái, el lugar en el que su esposa Keely Shaye creció. El precio de la vivienda: 100 millones de dólares (alrededor de 85 millones de euros).

La casa fue construida a medida por los arquitectos Ralph y Ross Anderson bajo la influencia tailandesa que enamoró a Brosnan en el rodaje de 'El mañana nunca muere'. Derribaron la casa que había y levantaron un nuevo hogar al que llamaron Orchid House (Casa de la Orquídea) que cuenta con más de 1.000 metros cuadrados en los que se enmarcan cinco dormitorios y siete chimeneas. Destaca la suite principal, de 370 metros cuadrados, que dispone de estudio de arte y una extensa terraza con vistas al mar.

Esas vistas al Pacífico se pueden observar también desde el exterior, en el que se enmarca una piscina de agua salda con cascada incluida, una zona para comer al aire libre con cristales para evitar el viento y su propia playa privada, un terreno que acondicionaron para que sus hijos pudieran jugar con seguridad cuando eran pequeños.

La casa la completa una sala de cine para 20 personas, dos bares, una bodega con capacidad para 200 botellas y sistema de climatización, una sala de música, un gimnasio y un amplio spa. Todo ello bajo la ornamentación tailandesa y diversos atractivos procedentes del sudeste asiático, como las puertas de madera tallada que acceso a la vivienda.

Un incendio en 2015 destruyó parte de la mansión, aunque la peor parte se la llevo el garaje y los exclusivos coches guardados en él, especialmente el Aston Martin V12 Vanquish de la película 'Muere otro día', la última en la que Brosnan interpretó a James Bond. En 2019, llamas que arrasaron gran parte de Malibú también afectó el hogar de los Brosnan, pero eso no empaña la felicidad que el matrimonio ha vivido en él. "Me encanta Malibú. Tiene mi corazón, pero en estos días mi hogar está aquí, en las islas (de Hawái)", confesó el actor para el Wall Street Journal.