GASTRONOMÍA

Jai Alai, un clásico renovado donde la materia prima es la gran protagonista de la carta

Un restaurante de toda la vida donde se fusionan tradición y saber hacer, un restaurante familiar con una larga historia que se remonta al año 1922.

Jai Alai, un clásico renovado donde la materia prima es la gran protagonista de la carta

Un restaurante de toda la vida donde se fusionan tradición y saber hacer. Un restaurante familiar con una larga historia que se remonta al año 1922 cuando su fundador Rufino Bustingorri Vega abrió las puertas del primer Jai Alai en la calle Alfonso XI. Desde entonces ha llovido mucho y el restaurante ha cambiado de ubicación. Situado desde 1965 en la zona de El Viso en la calle de Balbina Valverde número 2, Jai Alai sigue ofreciendo una carta dónde cobra protagonismo la materia prima y el sabor a tradición. Platos de toda la vida elaborados con mimo y resaltando el sabor del producto porque cuando éste es bueno de verdad no necesita adornos.

En la actualidad María José, una de las hijas de Rufino, es quién dirige el negocio trabajando mano a mano con su hermana y su cuñado en la cocina. Un trato exquisito. Una terraza maravillosa en pleno corazón financiero de Madrid en la que es fácil evadirse de la nueva normalidad que nos toca vivir. En Jai Alai no sólo extreman al máximo las medidas de higiene y desinfección tan necesarias en época de COVID, sino que además tienen pequeños detalles que marcan la diferencia. Nada más llegar y tras aplicarnos el gel hidroalcohólico nos obsequian con unas graciosas bolsas de papel decorado para guardar nuestras mascarillas durante el almuerzo. Una buena idea que evita que acaben contaminadas o perdidas y es que resulta fundamental hacer las cosas bien. Y en Jai Alai siempre lo han hecho y como no podía ser de otra forma, lo continúan haciendo.

Tras recibirnos amablemente, María José nos condujo a la segunda planta dónde se encuentra la agradable terraza de Jai Alai y dónde empezamos disfrutando la comida con una cerveza fresquita bien tirada y unas patatas fritas caseras que elaboran diariamente, y que casi al instante se vieron acompañadas de unas increíbles croquetas de jamón y de rabo de toro. Ambas verdaderamente deliciosas, pero he de reconocer que las de rabo de toro fueron nuestra perdición por su intenso sabor y su delicado rebozado. A continuación, agradecimos el salteado de habitas, setas y espinacas ya que con la acusada bajada de temperaturas el cuerpo empieza a pedir platos calientes que lo entonen y en este caso fue un auténtico espectáculo. Buen producto y perfecta combinación de ingredientes. Un plato sano, equilibrado y realmente perfecto antes de pasar a sus clásicos chipirones encebollados. Un plato lleno de sabor elaborado a fuego lento que tiene como resultado unos tiernos chipirones acompañados de una delicada corona de cebolla pochada que es un verdadero acierto. Seguimos con un maravilloso atún a la plancha con tomate, trigueros y salsa de soja. Un plato sencillo pero rotundo. Sabores equilibrados y perfecto punto de cocción. Por último, disfrutamos de una riquísima paletilla de cordero. Un productazo en toda regla que nos dejó poco sitio para el postre. A pesar de lo cual no logramos resistirnos a la maravillosa crema catalana de Jai Alai con su crujiente y fina capa de azúcar quemado que escondía un cremoso y dulce interior que rebañamos a pesar de no tener más hambre. Curiosamente logramos probar las tejas caseras finas y crujientes que son otro de los detalles de la casa que marcan la diferencia.

Jai Alai, todo el sabor de la cocina tradicional vasca, un restaurante con historia y solera que nunca defrauda. En resumen, un buen ejemplo de saber hacer y un restaurante de referencia en Madrid al que sin duda merece la pena ir… y repetir.

JAI ALAI

Dirección: Calle de Balbina Valverde, 2, 28002 Madrid

Teléfono: 915 61 27 42

Web: restaurantejaialai.com

Precio medio: 45 €