TENIS

Rafa Nadal aspira a ganar Roland Garros con un exclusivo reloj de 881.000 euros

El tenista balear reapareció sobre la tierra batida de París acompañado de un nuevo reloj de la firma Richard Mille del que solo se harán 50 unidades.

Rafa Nadal aspira a ganar Roland Garros con un exclusivo reloj de 881.000 euros
CLIVE BRUNSKILL AFP

Rafa Nadal ya está en París para su cita favorita y para intentar levantar el trofeo de Roland Garros por decimotercera vez en su carrera. El tenista balear debutará el próximo domingo frente al bielorruso Egor Gerasimov, y lo hará acompañado de un amigo del que se ha vuelto inseparable desde que estableciera una alianza, hace ya diez años, con la prestigiosa firma de relojes Richard Mille

Y es que el de Manacor se ha presentado sobre la tierra batida gala con una exclusiva pieza de coleccionista en su muñeca: el nuevo RM 27-04 Tourbillon del que tan solo se fabricarán 50 unidades y cuyo precio supera los 881.000 euros. En esta ocasión, la inspiración está en el tenis, con el recuerdo de las cuerdas de una raqueta y fabricado con titanio y oro. Está diseñado como homenaje a uno de los mejores tenistas de la historia y para una ocasión que puede ser muy especial, pues Nadal aspira a convertirse en el hombre con más títulos de Grand Slam en la historia empatando con el suizo Roger Federer.

El reloj tiene una asombrosa ligereza, pues tan solo pesa 30 gramos con la correa incluida y gracias a ello puede incluso flotar en el agua. Contiene además cristales de zafiro, una fabricación exterior de 'TitaCarb' y el diseño de la caja permite ver esas cuerdas de raqueta desde ambos lados.

Diez años de relación y el consejo del rey

La sorprendente colaboración entre Nadal y Richard Mille comenzó en 2010, y decimos sorprendente porque hasta entonces se habría antojado incluso molesto situar un reloj en su muñeca durante los partidos. Por eso el balear insistió en que la pieza debía ser muy ligera para que no le estorbara al golpear de revés a dos manos, pero lo que realmente le convenció fue el diálogo que mantuvo con el antiguo monarca.

Desde entonces, Nadal ha portado relojes de la firma en diversos colores e incluso el pasado año levantó el título con uno que evocaba la bandera de España. Eso sí, el peligro con esta joya es claro: los robos. Y el tenista ya tuvo que lamentar que en 2012 sustrajeran de su habitación uno de estos relojes que por entonces tenía un precio de 300.000 euros. Finalmente fue hallado oculto entre matojos cercanos a una vía férrea y la policía descubrió que el ladrón había sido uno de los empleados del hotel.