ALEMANIA

Así es Elena Krawzow, la primera deportista paralímpica en la portada de Playboy

La nadadora alemana ha sido tres veces campeona del mundo y medalla de plata en los Juegos Paralímpicos y su deseo es que haya más tolerancia.

Así es Elena Krawzow, la primera deportista paralímpica en la portada de Playboy

Elena Krawzow ha querido mandar un contundente mensaje a la sociedad convirtiéndose en pionera al ser la primera atleta paralímpica en la portada de la prestigiosa revista Playboy. La nadadora alemana, de 26 años y una auténtica estrella en su deporte, cuenta tan solo con un 3% de capacidad visual y quiere alzar la voz para conseguir que haya más tolerancia para los que, como ella, superan grandes adversidades para alcanzar la élite en el deporte.

La joven ha sido tres veces campeona del mundo y medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, pero posar desnuda para la revista ha sido uno de sus mayores retos. "Sí, es verdad. Soy la primera atleta paralímpica femenina en la portada de Playboy. No pude rechazar esta posibilidad. Quiero dar un ejemplo de más tolerancia en la sociedad. Para que las personas con discapacidad puedan crear cualquier cosa y no esconderse, aunque no seas como la mayoría, porque no todas las discapacidades se ven a primera vista, la diversidad es parte de la sociedad y la tolerancia nos ayuda a todos", explicó.

Krawzow nació en Kazajistán y con tan solo doce años se mudó a Alemania por las raíces germanas y rusas de su familia, pero por aquel entonces ya sufría los primeros síntomas de lo que después le confirmarían que padecía: la enfermedad de Stargardt, una afección hereditaria que limita la visión. La decisión de sus padres fue inscribir su nombre en un centro de formación para ciegos y para personas con deficiencias visuales.

"Afecta a la retina. El centro con el que se puede ver con mayor claridad se ha extinguido, por así decirlo, por lo que tengo un campo de visión muy limitado. Todavía puedo ver algo en el borde del campo de visión. No es que tenga un punto negro en el medio, sino que las imágenes se superponen. Hoy todavía puedo ver el 3%, pero todo muy, muy borroso", explicó Elena para Bild.

Ver esta publicación en Instagram

Lass einen Kommentar hier, wenn du die neue Ausgabe schon hast! 😁👇🏼 😍😍😍 @elena_krawzow #alleswasnmännerlieben #playboygermany

Una publicación compartida de Playboy Deutschland (@playboygermany) el

Pero su mensaje va mucho más allá. Es una llamada a la superación, a no caer derrotado ante los obstáculos por mucho que estos nos dificulten el camino, y un grito exigiendo que no se juzgue a una persona por su discapacidad: "No es fácil hacerse un lugar en la sociedad cuando se tiene una discapacidad, lo digo por experiencia propia. En la industria de la moda en particular, la perfección es un requisito previo. Es importante para mí que la gente no juzgue a las personas con discapacidades tan rápido. No importa si eres diferente para la mayoría del mundo: tienes que pararte, aceptarte y amarte tal como eres", declaró.

Cabe señalar que Elena Krawzow aprendió a nadar a los 13 años y con tan solo 16 fue invitada a un entrenamiento en un club de Núremberg, donde comenzó a tomar la natación como algo a lo que dedicarse. Ahora es una de las mejores atletas y espera poder competir en los Juegos Olímpicos de Tokio que se retrasaron para 2021 por la pandemia de coronavirus.