DIVORCIO

Alejandro Sanz y Raquel Perera llegan un millonario acuerdo para su divorcio

El cantante tendrá que indemnizar a su expareja además de pasar una manutención mensual por sus hijos bastante inferior a las demandas de la modelo.

alejandro sanz raquel perera divorcio acuerdo millonario manutención hijos

Si ya de por sí los divorcios suelen ser un trámite muy complicado en miles de familias que lo afrontan a lo largo de sus vidas, en el caso de los famosos se antoja como un proceso muy complejo en el que las millonarias cifras que manejan cobran especial protagonismo en las demandas. El caso de Alejandro Sanz y Raquel Perera no podía ser menos y desde hace unos meses se encuentran inmersos en unas difíciles negociaciones para resolverlo.

10.000 euros mensuales para la manutención de los niños

Hace unos meses se conocieron cuáles eran las demandas que la empresaria le había hecho llegar al cantante si quería el divorcio, entre las que destacaban una mensualidad de 40.000 euros en concepto de la manutención de sus hijos. Ésta no era la única reclamación que le hizo llegar a Alejandro Sanz, aunque según los detalles del acuerdo que habrían alcanzado en las últimas horas ambos, parece que ha sido la empresaria la que ha cedido finalmente en cuanto a cifras.

Ver esta publicación en Instagram

Lo mejor de la vida es improvisado o involuntario. Parpadea. Vive. Parpadea. #Selfie #Vive #Love

Una publicación compartida de Alejandro Sanz (@alejandrosanz) el

Según ha desvelado la revista Semana en las últimas horas, Alejandro Sanz se verá obligado a pagar 10.000 euros mensuales a su expareja para la manutención de sus dos hijos (5.000 euros por hijo). Además, el acuerdo también incluye un pago de un millón de euros también del madrileño a su expareja que se realizarán en tres plazos y que impiden a Raquel Perera volver a reclamar más dinero al cantante.

Una vivienda cercana a la de Alejandro Sanz

Otro de los complicados escollos que ha tenido este proceso de negociación sobre su divorcio ha sido la vivienda familiar en la que ambos criaron a sus hijos y que también reclamaba Raquel Perera. El cantante tendrá que sufragar una vivienda para que tanto ella como los niños vivan y que esté cerca de su actual domicilio, situado en La Finca. Éste no deberá superar la cifra de 6.000 euros mensuales en concepto de alquiler y, si su expareja decide convivir con otra persona allí, deberán hacer frente al 50% de estos gastos.

Por último, este acuerdo también establece que será Alejandro Sanz el encargado de asumir los costes médicos y escolares de sus hijos, así como el salario de la empleada de hogar que ambos tienen desde que nacieron los niños. En este amplio acuerdo de divorcio por supuesto ha quedado establecido que habrá un régimen de visitas, así como un tiempo vacacional repartido de manera equitativa entre su padre y su madre.

Parece que tanto Alejandro Sanz como Raquel Perera ven la luz al final de túnel en el que se ha convertido el fin de su relación. Ambos han terminado cediendo a sus exigentes demandas iniciales pero, al final, han conseguido dar solución a un trámite que les venía provocando un auténtico quebradero de cabeza durante los últimos meses.