CORONAVIRUS

Clara Lago se ve obligada a cancelar sus vacaciones por el coronavirus

La actriz madrileña ha compartido con sus seguidores un desafortunado percance con el que se han identificado durante este verano.

clara lago coronavirus vacaciones canceladas interrumpidas covid-19 dani rovira cáncer

El coronavirus se está convirtiendo en el desafortunado invitado en muchas casas españolas durante este verano. En otras, tristemente interrumpe las vacaciones de los que aún aprovechan los días estivales para escaparse unos días de su ciudad para descansar y desconectar en cualquier tipo de entorno. Una de las que quiso hacerlo estos últimos días fue la actriz Clara Lago, que iniciaba sus vacaciones pero que rápidamente ha tenido que cancelar.

El COVID-19 ha afectado de lleno en sus vacaciones

La madrileña se ha convertido en una de las protagonistas de las últimas horas después de compartir con sus seguidores una publicación en la que exponía su caso. En la misma, explica cómo el coronavirus ha afectado a sus vacaciones: "En mi segundo día de vacaciones, hemos tenido que abortar el plan porque había un posible caso de COVID en el grupo. Finalmente se ha confirmado, así que toca confinarse al menos hasta que pueda hacerme la segunda PCR (la primera ya la hice y dio negativo)", comenzó relatando.

"Me apetecían mucho estas dos semanas de vacaciones. Mucho. Pero si algo he aprendido este año, es que no vale de nada pelearse con las circunstancias que nos vienen impuestas. Tú tienes tus planes, pero la vida tiene otros. Y creo que el equilibrio en este baile está en entender que no podemos controlarlo todo, y que hay aprendizaje en todas partes, en todos los caminos. Pues aquellas circunstancias que de pronto la vida te planta delante, pueden ser adversas para todo eso que tú querías hacer... sin embargo son perfectas para otra cosa, para otro camino, para otro aprendizaje, aunque aún no sepas cuál", añadió con una profunda reflexión.

"Respirar...soltar...aceptar...confiar", sentenció la actriz sobre el desafortunado imprevisto que le ha hecho interrumpir sus primeros días de vacaciones en un año muy complicado. Posiblemente sea uno de los más difíciles de su vida en cuanto al aspecto personal se refiere, puesto que ya no sólo le ha afectado el coronavirus como al resto del mundo quedándose en casa varios meses, sino que ahora que le tocaba disfrutar de unos días libres, la pandemia vuelve a 'llamar' a su puerta. Quizá también haya ayudado a esta admirable concepción que ha expuesto la enfermedad de su pareja, Dani Rovira, que afortunadamente está consiguiendo doblegar.