Redes sociales

Pelayo Díaz contesta a un comentario homófobo: "Estos mensajes no son algo aislado"

El famoso estilista español ha hecho uso de sus redes sociales para denunciar los comentarios homófobos que recibe casi a diario.

Pelayo Díaz contesta a un comentario homófobo: "Estos mensajes no son algo aislado"

Vivimos en pleno ‘boom’ de las tecnologías y de las redes sociales, esto ha cambiado por completo nuestro día a día. Muchos famosos se exponen diariamente a este tipo de aplicaciones y esto supone lamentablemente que se topen con internautas que no hacen un correcto uso de ellas y dedican su tiempo libre a insultar y faltar al respeto al resto. Ahora, Pelayo Días ha sufrido en sus propias carnes esto y ha denunciado a través de las redes sociales que recibe insultos homófobos casi a diario.

Todo empezó cuando el estilista recibió el siguiente mensaje a través de las redes: “Marica descerebrado. Ve al médico y cúrate esa enfermedad”, le mandaba una chica a través de un mensaje privado. Pelayo ante esto preguntó a sus seguidores sobre qué opinaban al respecto y expresó lo siguiente: “Tristemente estos mensajes de odio no son algo aislado, son mensajes que recibimos semanalmente”.

Pelayo, además, ha explicado que aún queda mucho por hacer y la sociedad todavía tiene mucho que aprender: "Es verdad que sois muchos los jóvenes que sí estáis educados de esa manera y no veis diferencia entre personas que se aman con personas del mismo sexo y los que no. Es necesario dar visibilidad y recordar que queda mucho trabajo por hacer en cuanto a la comunidad LGTBI+”, comentaba el estilista.

Después de lo que hemos pasado estos meses pensábamos que estábamos mejorando como personas y me pregunto si esta chica, que ya ha desactivado su cuenta, habrá aprendido algo”, añadía Pelayo. Tras esto, el estilista ha mandado un mensaje de amor y fuerza: “Seas como seas, ames a quien ames, no tengas miedo ni te dejes influir por esa gente. No tengas miedo a ser tu mismo/a. Hay mucha gente fuera igual que tú, vais a tener éxito y a ser felices. Que nunca nadie os haga dudar de lo que valéis”, finalizaba.