Abatida

Una cámara ofrece nuevos datos de la polémica muerte de Vanessa Márquez ('Urgencias')

La actriz de 'Urgencias' murió abatida por la policía en su domicilio de Los Ángeles tras apuntar a los agentes con una pistola que resultó ser de juguete.

Una cámara ofrece nuevos datos de la polémica muerte de Vanessa Márquez ('Urgencias')

A finales de agosto de 2018, la actriz Vanessa Márquez murió abatida de un disparo en un operativo policial desarrollado en South Pasadena, en Los Ángeles. La mujer, conocida por su papel como enfermera en la exitosa serie de televisión 'Urgencias', había provocado una gran preocupación en su casero hasta el punto de que dio la voz de alarma a la policía para que se personara en el domicilio temiendo graves problemas para la joven.

Cuando los agentes llegaron a la casa, Vanessa estaba sufriendo una descompensación y varias convulsiones, de modo que el personal sanitario intentó convencerla de que lo mejor era acudir inmediatamente a un hospital. Tumbada en la cama, rechazaba esta idea a pesar de que se esforzaron para que cambiara de opinión durante varios minutos. El médico de salud mental que habló con ella y los agentes de policía que informaron a Márquez de que si no cooperaba llevarían a cabo una detención para ponerla en manos de especialistas, pero la actriz sacó unas tijeras y una pistola que hicieron huir de la habitación a los agentes mientras desenfundaban sus armas.

El portal estadounidense TMZ ha publicado un año y medio después un vídeo con las imágenes grabadas por la cámara corporal que llevaba uno de los policías, y es que la muerta de Vanessa Márquez estuvo rodeada de polémica porque la pistola que supuestamente portaba era una réplica de juguete, lo que no impidió que los agentes abrieran fuego contra ella hasta terminar con su vida cuando solo tenía 49 años.

En el vídeo se puede apreciar que los policías gritaron repetidamente que tirara el arma y levantara las manos, pero la artista se negaba e incluso en algún momento espetó un "mátame" con el que retaba a los agentes. Mientras bajaba las escaleras empuñando la supuesta arma y ante la amenaza de un posible ataque, los agentes dispararon hasta 12 tiros hiriendo a la actriz de extrema gravedad.

Vanessa fue trasladada al hospital de urgencia pero los servicios médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida. La oficina del fiscal declaró que la policía había actuado de la forma apropiada puesto que "creían real y razonablemente que Márquez representaba una amenaza inminente de grandes lesiones corporales o muerte". En las mismas fechas, las autoridades aseguraron que la actriz que dio vida a Wendy Goldman en 'Urgencias' sufría un trastorno alimenticio que habría desencadenado los ataques que padeció ese día.