Hollywood

Harrison Ford regresa a Hollywood gracias a ‘The Call of the Wild’

El actor que dio vida a Indiana Jones vuelve al paseo de la fama para estrenar su nuevo filme basado en la clásica novela homónima de 1903.

Harrison Ford regresa a Hollywood gracias a ‘The Call of the Wild’

Harrison Ford, quien dio vida a importantes personajes que han trascendido a la cultura popular como Indiana Jones o Han Solo regresa a Hollywood y lo hace de la mano de su nuevo trabajo, la película ‘The Call of the Wild’, basada en la novela homónima de Jack London publicada en 1903 y ambientada en plena fiebre del oro estadounidense que tuvo lugar durante el siglo XIX en el país norteamericano.

La película ya ha sido proyectada en el Teatro Capitán de Hollywood, lugar donde Disney presenta la mayoría de sus nuevos proyectos y lugar donde el intérprete ha tenido unas palabras para la Agencia EFE donde ha hablado acerca de su nueva película y la temática que aborda: "La historia habla de nuestra relación con la naturaleza, en esta ocasión entre un humano y un perro. Pero el perro representa a todo el mundo natural", explicó Ford.

Ver esta publicación en Instagram

Wait for it Feb 20th ♥️💪

Una publicación compartida de Harrison Ford🔵 (@harrisonford_official_page) el

La llamada de lo salvaje

La obra original en la que está basada la película está escrita por el escrito estadounidense Jack London y trata sobre la historia de Buck, un perro cuyos instintos primitivos vuelven tras una serie de sucesos que le ocurren cuando lo ponen a tirar de un trineo en el Yukón durante la fiebre del oro que tuvo lugar en el siglo XX

Efectos especiales

Aparte de profundizar entre la relación entre el hombre y la naturaleza, la cinta promete ser un espectáculo visual y desplegar una gran cantidad de efectos especiales para deleite del espectador, como ya pasó en otras películas parecida como La vida de Pi o a la última adaptación en acción real del Libro de la Selva.

El presupuesto de la película ha contado con generosa cantidad de 100 millones de dólares, destinando gran parte del dinero en dar vida al perro Buck mediante imágenes recreadas por ordenador. El culpable de dichos efectos ha sido Jeremy Hays quien además ha explicado que la cinta no ha sido rodada en Alaska, donde transcurre la obra original: “Toda la nieve que creamos es falsa o generada por ordenador. No viajamos a Alaska ni a Canadá aunque toda la historia transcurre allí ”, explicó. “Pero Harrison es genial, muy talentoso, y un caballero muy amable que se tomó la dirección muy bien en escenas que requerían efectos o cuestiones de seguridad."