TELEVISIÓN

El primer empleo de Mario Vaquerizo estaba relacionado con el deporte

El marido de Alaska visitó 'El Hormiguero' junto a El Monaguillo y refirió una curiosa anécdota sobre su vida laboral antes del 'artisteo'.

El primer empleo de Mario Vaquerizo estaba relacionado con el deporte

Es difícil imaginarse a Mario Vaquerizo, líder de las Nancys Rubias y esposo de Alaska desde hace más de dos décadas fuera del ámbito de la farándula. El cantante es muy conocido por su trayectoria musical y su reality show, pero lo cierto es que mucho antes de convertirse en uno de los personajes más populares y originales del mundillo, Vaquerizo tuvo que hacer algún que otro curro que a día de hoy puede sorprender a más de uno.

El madrileño habló de esto, y de muchas otras cosas durante su visita ayer al programa de 'El Hormiguero'. Tanto él como el actor y humorista El Monaguillo se sentaron con Pablo Motos para celebrar el éxito de la octava temporada de 'Tu cara me suena', en la que ambos concursan actualmente. Pero además de recordar algunas de sus puestas en escena más sonadas (y no siempre brillantes) en el talent show de Antena 3, los dos artistas tuvieron que someterse a algunas de las pruebas habituales de las hormigas Trancas y Barrancas.

Ver esta publicación en Instagram

Con mi amigo @elmonaguillo a punto de salir esta noche en El Hormiguero. Con sorpresa incluida. De que se trata???

Una publicación compartida de Mario (@mariovaquerizooficial) el

Así, Vaquerizo y el cómico jugaron ante el público a 'Yo x ti, tú por mí', sección que consiste en responder preguntas sobre la vida del otro con la ayuda de una serie de opciones, de las cuales solo una resulta ser verdadera. Y a El Monaguillo le tocó tratar de adivinar lo siguiente: "¿Qué trabajo tuvo Mario antes de dedicarse al artisteo?" Las posibilidades, curiosamente, eran todas deportivas e incluían "Manejando el marcador en partidos de fútbol americano, árbitro de hockey sobre hierba o utillero del Rayo Vallecano".

Y para asombro de todos, la contestación cierta era la primera, tal y como acertó el humorista. Vaquerizo detalló a continuación una anécdota muy divertida con respecto a este primer empleo, para el que, a juzgar por sus propias palabras, no estaba especialmente dotado: "Yo no sabía ni jugar al fútbol americano ni manejar los ordenadores. Me lo inventé todo, como siempre", reconoció el cantante, "como no sabía dar a las teclas dije que el ordenador estaba roto y tenían que venir a arreglarlo. Y lo arreglaron y ya está, me llevé un dinerito".

El Monaguillo, por su parte, confesó que cuando era pequeño robaba cerca de la iglesia de su casa, así que la cuota de memorias gamberras de infancia quedó cubierta a la perfección. Y 'El Hormiguero' vuelve así a demostrar que a la hora de sonsacar a sus invitados recuerdos comprometedores o curiosidades excéntricas de sus vidas, sigue siendo infalible.