EEUU

Gwyneth Paltrow estaba drogada cuando concibió sus velas con olor a vagina

La actriz, que agotó las existencias de este peculiar producto, ha hablado abiertamente sobre su experiencia con las setas y el éxtasis.

Gwyneth Paltrow estaba drogada cuando concibió sus velas con olor a vagina

Gwyneth Paltrow hace ya tiempo que ha trascendido el ámbito en el que alcanzó la fama, el cine, para convertirse en una poderosa empresaria con un imperio de negocios que no hace sino crecer y crecer (su marca Goop está valorada en más de 225 millones de euros). Cada vez más alejada de la gran pantalla, a la intérprete no le falta creatividad comercial, como volvió a demostrar hace unas semanas con el lanzamiento de un producto que causó un revuelo considerable.

 Y es que la última de Paltrow fue poner en venta una serie de velas aromáticas con la etiqueta "esto huele como mi vagina". Pese al precio no demasiado accesible, de 67 euros, las existencias del producto se agotaron en cuestión de horas, haciendo de la extravagante ocurrencia de la actriz un triunfo de marketing instantáneo. Y hace unos días, la intérprete se decidió a revelar la historia detrás de semejante idea.

Ver esta publicación en Instagram

We hope to always be irreplaceable provocateurs in the cause for good. #thegooplab premieres this Friday, only on @netflix #glabel

Una publicación compartida de Gwyneth Paltrow (@gwynethpaltrow) el

Lo hizo durante su última visita al Late Night With Seth Meyers, a donde acudió para presentar el nuevo programa que ha estrenado con Netflix, 'The Goop Lab', en el que se indaga, precisamente, en el proceso de levantamiento y funcionamiento de su magnánima empresa. Paltrow contó en el plató que no se encontraba del todo lúcida cuando se le encendió la bombilla de las velas: "Al principio era una broma porque percibí un olor agradable y dije: 'Huele como mi vagina'", explicó la actriz, antes de volver a insistir en que "todo era una broma porque estábamos drogados".

Concretamente, y tal y como ella misma ha especificado, se encontraba bajo los efectos de un té de setas alucinógenas. Paltrow también ha explicado que entonces, a ella y a sus acompañantes el nombre les resultó muy "punk rock", aunque posteriormente, en un ataque de vergüenza, se planteó cambiarlo por "vela subversiva". Finalmente el producto se ha quedado con su denominación original, y visto el resultado, no parece que la actriz vaya a arrepentirse.

En cuanto a sus experiencia con la drogas, la artista y empresaria profundiza más en ellas precisamente en el episodio piloto de la serie 'The Goop Lab', en el que se relata el viaje que hizo el equipo de Paltrow a Jamaica para llevar a cabo una sesión terapéutica con drogas psicodélicas.

Ver esta publicación en Instagram

Merry Christmas from the #faltrows we wish you all love and contentment and peace and wholeness ❤️

Una publicación compartida de Gwyneth Paltrow (@gwynethpaltrow) el

La intérprete admite en el capítulo que no era la primera vez que consumía sustancias de este tipo pues ya lo había hecho hace años en México, en compañía de su actual esposo, Brad Falchuk. Según ha contado, ambos tomaron MDMA y la experiencia, según Paltrow, fue "muy emotiva".