Barcelona

Otro rifirrafe de Piqué con la Policía en Barcelona

Sálvame ha sacado a la luz una serie de fotografías en las que podemos ver a Gerard Piqué con los Mossos d'Esquadra.

Otro rifirrafe de Piqué con la Policía en Barcelona

Telecinco, a través de su programa ‘Sálvame’, ha hecho públicas unas fotografías en las que podemos ver el último incidente del jugador de Fútbol Club Barcelona, Gerard Piqué. Los hechos ocurrieron cuando el central azulgrana dejó mal estacionado su vehículo en un paso de cebra cercano a un restaurante de Barcelona, en vez de hacerlo en un parking próximo a la zona.

Ver esta publicación en Instagram

Presentación de la Copa Davis en Madrid. #DavisCup #KosmosTennis #ITF

Una publicación compartida de Gerard Piqué (@3gerardpique) el

Según apunta el medio, el jugador se encontraba dentro del establecimiento celebrando un cumpleaños junto a unos amigos y sin su pareja Shakira. Piqué, como hemos explicado anteriormente, había dejado mal aparcado su coche por lo que los Mossos d’Esquadra al verlo identificaron la matrícula del vehículo y no dudaron en entrar en el local para avisar al zaguero  de lo ocurrido.

Cuando Gerard Piqué salió fuera del establecimiento, los agentes de tráfico le obligaron a retirar su automóvil del lugar si no quería que se lo llevase una grúa al depósito.

Un testigo

También hay que destacar que según un testigo que presenció los hechos, ha contado para Telecinco que el jugador del Barcelona tuvo un rifirrafe con los agentes, quienes multaron al central azulgrana por la infracción cometida con 200 euros, pero sin la pérdida de ninguno de los puntos del carné. Esto no ha sido un hecho aislado ya que el catalán no es la primera vez que ha tenido un incidente similar.

Otros incidentes

Este no ha sido el único incidente que ha tenido Gerard con la policía. En 2014 la Guardia Urbana multó al hermano del jugador por dejar su vehículo en un carril bus durante 15 minutos enfrente del local ‘Catwalk’. El informe policial de aquel día reflejó que Piqué cogió el resguardo de la multa y lo tiró a los pies de los agentes.

Aquel informe también reflejaría una serie de frases que el jugador dijo en contra de los policías: "Me tenéis envidia porque soy famoso", "voy a hablar con tus jefes y se te va a caer el pelo", "me multáis porque vais a comisión y no tenéis dinero" o "esta multa la va a pagar tu padre". Por aquel incidente, el Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona le obligó a pagar una multa de 10.500 euros.

El año pasado el central azulgrana también fue noticia por conducir sin puntos en el carné, siendo condenado a pagar una multa de 50.000 euros.