TRIBUNALES

Gascoigne, leyenda del fútbol, juzgado por agresión sexual

El excentrocampista británico de 52 años besó "de forma descarada y forzosa" a una mujer en un tren, según alega el abogado defensor de la afectada.

Paul Gascoigne, saliendo del juicio.
CRAIG BROUGH REUTERS

Paul Gascoigne (Gateshead, 27 de mayo de 1967) vuelve la agenda de actualidad al haber sido acusado de agresión sexual por una joven con la que compartió trayecto de tren en agosto de 2018. AP informa que el exfutbolista, en estado de embriaguez, "puso las manos en sus mejillas y la forzó para darle un beso descaradamente", según alega el fiscal William Mousley, abogado defensor de la protagonista del incidente.

El inglés acudió al juicio pertinente este lunes en Middlesbrough, en el norte de Inglaterra, así como niega los hechos relatados. No es el primer incidente que protagoniza Gascoigne, dado que ha tenido problemas de salud mental y con el alcohol en los últimos años. Según las declaraciones de la victima recogidas por la BBC, no reconoció al exjugador hasta que presentó cargos contra él.

Asimismo añadió que el hecho la dejó "en estado de shock". Además, Mousley reclama que Gascoigne intentó sentarse en las piernas de su defendida. Los otros pasajeros, al presenciar la situación, comenzaron a increpar al exjugador de Newcastle o Tottenham, entre otros, retirado desde 2004. Ante el clamor popular, el exinternacional inglés contestó: "Sólo le estaba dando un incremento a su confianza"

Uno de los testigos afirma que había visto a Gascoigne bebiendo algo de un cartón de leche: "Cuando el color no era el de la leche". El acusado ya se defendió por Twitter el pasado diciembre"Estaba sentado en el tren con mis sobrinos y escuché a una chica llamarme vaca. Me quedé decepcionado y me senté junto a ella para decirle: 'No te preocupes, tú eres bella por dentro y por fuera' y le dije: 'Está bien, ya me han llamado gordo antes. Estoy triste porque respeto a todas las mujeres. Tengo a mi madre, dos hermanas, dos sobrinas y una hija. Quien me conoce sabe que no es verdad."

El juicio durará cinco días, por lo que la guerra de acusaciones seguirá adelante.